La Negra y la Mantis Religiosa

En mi primer viaje a New York, nada mas llegar a suelo neoyorkino, hubo un detalle que me sobresaltó. Mientras esperaba en el aeropuerto para coger un taxi, justo a mi lado, una negra empezó a gritar como una mona asilvestrada. Todo el mundo miró a ver que pasaba y por qué proferia tales gritos. Una mantis religiosa estaba volando a escasos centimetros de ella. Era preciosa, verde, reluciente, hacia un ruido como de un helicoptero y la verdad es que llamaba mucho la atencion.

La Mantis Religiosa se posó en el suelo, y un negro, amigo, novio o lo que fuera de la negra, no se le ocurrió una mejor idea que aplastarla con el zapato. Plof. Entonces la negra empezó a reirse estrepitosamente, no se si porque ahora se sentía mejor al no haber peligro, o de ella misma, de lo ridicula que habia sido por haber gritado tanto en un sitio tan lleno de gente por un inofensivo insecto, que nunca atacarian a los hombres, ni son venenosos siquiera.

Yo me quedé mirandoles fijamente y me faltó “esto” para ir a decirles que no tenian ningun derecho a aplastar a un pobre insecto que tan solo pasaba por ahi, y que seguro se asustó por los gritos de la simia. Pero estaba en Estados Unidos, un lugar donde es mejor pasar desapercibido, porque cualquiera te puede sacar una Magnum y volarte los sesos. O te pueden denunciar y hacer de tu vida una pesadilla. No, me reprimí y me quedé calladito. Tampoco vi a nadie que dijera nada. Vino el taxi y me fui al centro.

Sabeis por que las mujeres se asustan mas que los hombres con los insectos, ratas, culebras o arañas? Porque hace miles de años, mientras los hombres cazaban, ellas recolectaban frutos del bosque, y geneticamente madres a hijas fueron pasando la informacion de que ese tipo de “bichos” podrian matarte con su veneno. De ahi su terror enloquecido ante un absurdo insecto que es 100 veces mas pequeño y fragil que tu.

Todo esto me lleva a otra reflexion: la estupidez produce muertes inocentes.