Vivir en un piso compartido 16

0
10

Aunque no lo creais, durante muchos años fui pobre, pobre significa que no tenia ingresos fijos, vivia de esporadicos trabajos de ilustraciones que hacia para agencias de publicidad, y de la edicion de una revista de comics llamada La Comictiva, que era como un hijo para mi, que editaba cada 4 meses o mas, y que me daba para comer justito justito, gracias a la publicidad que conseguia pateandome Bilbao de cabo a rabo.
Un dia, un amigo de una chica que vivia en el piso compartido conmigo se quedó en la cocina charlando, y hablando, salió el tema de las ayudas del Ayuntamiento de Bilbao que daban a los pobres como yo. “Ayuda contra la pobreza” se llamaba aquello y parece ser que por ser pobre y bilbaino, el Ayuntamiento te daba 400 eurazos al mes, una pasta gansa que me permitiria con eso pagar el piso y comer todos los dias en un bar-restaurante en la calle Ledesma de Bilbao.
Al ir todos los dias a ese sitio, me hice amigo del camarero, y recuerdo que el hombre, muy orgulloso de su restaurante, me dijo que por ahi habia pasado el mismisimo Alex de la Iglesia a comer durante una temporada. El menu no estaba mal pero todos los dias en el mismo sitio te acabas cansando. Asi que solia buscar los sitios mas variopintos para comer, desde clubs de la tercera edad, a restaurantes de funcionarios, que eran super baratos y se comia bien. En Bilbao la comida es una tradicion, asi que comer bien, comia, el esfuerzo era encontrar un sitio que fuera economico, porque no tenia dinero.

bi

El caso es que fui al Ayuntamiento y pedi informacion de esas ayudas, y la virgen, que de ventanillas tuve que chuparme, mañanas enteras para rellenar unos papeles que te pedian, algo infernal, y luego a esperar. Pero una vez ya todo hecho, empezaron a ingresarme ese dinero cada mes, y no sabeis que feliz me hizo esa ayudita. Por eso estoy tan contento de ser bilbaino, por eso amo tanto esa ciudad, porque me ayudó en tiempos muy dificiles con ese dinero que me salvó de perecer en las mas absolutas de las miserias. Gracias Bilbao, ser bilbaino es lo mas grande del mundo, mirad como tratan a sus habitantes.

Estuve cobrando esos 400 euros unos 2 o 3 años. Coincidio en que fueron los años en que pasé de ser un indigente a una persona con unos ingresos interesantes gracias a Putalocura y el ponno. Cuando vi que ya me podia valer por mi solo fui al Ayuntamiento y les dije que no necesitaba mas su ayuda. Una vez dicho eso pasaron 3 meses o asi hasta que dejaron de ingresarme el dinero, ya se sabe que la burocracia va despacio. En ese tiempo me iba muy bien, asi que me quise dar un homenaje: todo ese dinero del ayuntamiento me lo gastaria en putas. Dicho y hecho, estuve 3 meses yendome de putas con el dinero del Ayuntamiento de Bilbao. No es algo hermoso que tu ayuntamiento te pague las putis? eso es algo digno de ser contado a los nietos! Ser bilbaino es lo mas grande del mundoooooo enterooooo!!!!
Bilbao, te quiero! me diste de comer, y me sacaste la leche!!! Nik Maite Zaitut!

No conocias “vivir en un piso compartido” y quieres leer la serie entera? Entonces entra aqui. Se lee de abajo a arriba, desde el primer capitulo hasta este. Cuenta las peripecias y miserias de un joven sin dinero viviendo en pisos compartidos con gente extraña en el Bilbao de los años 90. Todas las experiencias son reales.