¡Vaya par de jacas tengo por aquí! Este tipo de escenas a veces no están programadas, no están pactadas, yo me iba a follar a Luna Dark, que la conocéis de sobra, es una colombiana, tremenda que me vuelve loco, desde hace ya tiempo que vengo metiéndole la puntita y es una delicia, esta anónima de cabello moreno, rizado, apetece ponerle un poquito de acondicionador de leche de morlaco cada vez que la ves, con un cuerpo escultural, un culazo de cojones, y una actitud perfecta, porque le encanta follar, nos ha dejado unas escenas de locura, como Bukkakes y demás escenas increíbles…

La cuestión es que Marina Gold andaba cerca, y Marina es muy fiestera y cachonda, Marina también es colombiana y entre ellas se entiende mucho, hay compañerismo y amistad fuera de las cámaras y se lo pasan de puta madre siempre de cachondeo, Marina se une a la escena para sobar a Luna mientras transcurre la acción y es una maravilla tener a estas dos mozas dándome caña juntas, sin ir más lejos después de desnudarse juntas la una a la otra y mostrarnos unos culos redondos, perfectos, duros y apetecibles para taladrar se bajan al pilón y me la chupan ¡las dos!

Pero ojo a la mamada, porque es de libro, es una maravilla tener dos bocas así para mi pito, me chupan la punta y juegan con ella pasándose el glande de boca a boca y mientras a mi se me pone cada vez más dura, me hacen una mamada tremenda donde no olvidan ni los huevos, me ponen la polla durísima y tengo ganas de follar, Marina Gold y Luna Dark son unas auténticas fieras.

Luna Dark tiene el chocho caliente, se lo nota por la forma de chupar que tiene ganas de subir a cabalgar y así hace, se me sube encima, la polla entra directa, suave y fina dentro de su coño lubricado, hasta dentro y comienza a mover las caderas de forma que nos volvemos locos, mientras, para estar más cachondo todavía si es posible, Marina Gold la soba entera y la pone más perra todavía o viene a besarme que me pone loco perdido, está siendo un polvazo de película…

Cuando noto que me queda poco me la pongo a cuatro a la altura perfecta y empiezo a follar a Luna Dark por detrás pegando unas arremetidas de cojones, una locura con cada embestida, mi leche cada vez está mas cerca y Marina que lo sabe nos ronda, cuando no puedo más la saco, la lefa se sale sola pero Marina Gold está ahí para no dejar escapar ni gota, se come toda la lefa con unas ganas tremendas y lo disfruta a lo grande, nos enseña como juega con ella y como se la traga y se relame…


Una locura de escena que merece la pena guardar para ti para siempre, en HD para verla en tu proyector o tv a toda calidad, y si, las puedes descargar y guardar o bien verla en streaming como y donde quieras, la suscripción es muy económica, menos de lo que te cuesta un café al día en el bar, así que no te lo pienses y métete a por las miles, ojo, miles de escenas que hay a tu disposición.