Ana Spears es una de las tías más molonas que tenemos en Putalocura, desde sus inicios es una maravilla de niña, simpática, no pone peros no monta jaleos, pero en cambio si te monta que te jode (literalmente) vivo, es un haca del porno, y la tenemos con montones de escenas para disfrutar.

Esta bella damisela, viene más allá del mar, viene de Venezuela, tiene ese ritmo sabrosón en las venas, y en ese culo que Dios le ha dado que lo mueve como su fuera una Roomba de aquí para allá pero en vez de aspirar folla ¡jaja! Y ojo que es de los buenos, es como esas Roomba que no dejan una mota en el suelo, pues Ana no te deja una gota en el pito y es que es una maravilla de chica, le mola el sexo, le gusta lo disfruta, te disfruta y te deja que disfrutes de ella ¡no se puede pedir más!

A punto estuvimos de no tener más escenas de ella, Ana Spears es una Pillada como una catedral, no os perdáis el vídeo porque el polvazo es de aupa, os diría que recuerdo como me dejo el pito, pero luego han venido más escenas y lo que tengo es el recuerdo conjunto de todas ellas que me provoca placer cada vez que lo pienso, es un cañón. Pues bien, después de la pillada, le propuse meterse en el mundo del porno, y la verdad lo pensó bastante, imagino que al final, entre que la tranquilicé un poco y le di una visión más amplia de lo que hacíamos y como era, todo de frente y sin florituras, pero es lo que es, y el dinero sobre la mesa, aderezado con que a Ana Spears le va la marcha, se volcó de lleno y podemos disfrutar hoy de esta maravilla de mujer.

Ana tiene un cuerpo para recorrerlo entero, te puedes perder en el mar de sus ojos, hundirte en la carnosidad de sus labios (enrollarte con ella es subir al cielo) volverte loco con su lengua juguetona, bajar pista por su cuello, explorar las montañas de sus senos, haciendo cumbre en unos pezones de otro mundo, divagar entre las llanuras de su vientre y zambullirte de lleno en su chocho mojado y darte el baño de tu vida, Ana es toda una experiencia.

Pero que no os lo cuente yo, no os perdáis sus escenas en Putalocura, es puro torrente de pasión, ahí las tenéis todas y os podéis suscribir por un mísero euro al día para follárosla virtualmente todas las veces que queráis.