Ojo a este duo porque hasta ahora no habían estado ambas juntas en una escena, y ¡que descubrimiento hamijos! Tanto Camila Palmer como Dayana Teen ya habían hecho escenas de tríos con otras chicas, como Roma o Meraki, pero nunca habían estado las dos juntas y ojo, porque saltan chispas. Las dos son encantadoras, son majas, abiertas y cachondas, y se llevan fenomenal, y eso se nota y las dos me pegan un meneo tremendo.

La verdad es que no estaba pensado, estaban las dos por Putalocura y se las veía juguetonas, en ropa interior en la cama se empiezan a rozar un poco y ya se sabe, es que el roce hace el cariño, se empiezan a morrear y de ahí comienza a salir fuego, tienen una barra de hierro cerca y se derrite de como empieza a subir la temperatura en ese cuarto, un morreo tremendo y apasionado, que continúa con Dayana quitándose la ropa y quedándose totalmente en pelotas enfrente de Camila, que la mira como alguien hambriento a su comida, se tira sobre ella y le coge directamente del culo, y ojo al culo de Dayana Teen hamijos, un espectáculo, redondo, macizo, increíble.

Camila tiene hambre, se pone a Dayana recostada y abierta de piernas y se pone a comerle el coño con una maestría propia sólo de las hembras que saben exactamente lo que hacen, Dayana se retuerce de placer entre gemidos, y yo estoy que el pito no me cabe en los pantalones, tengo a Camila a cuatro comiendo coño y veo como se le mojan las bragas, así que empiezo a hacerle un dedo desde atrás y el ambiente ya se pone al rojo vivo.

Imaginad tener enfrente a estas dos hembras, mirándote la pinga con ganas de comérsela, me hicieron una mamada épica, es algo acojonante sinceramente tener dos bocas, cada persona mama, chupa de una manera diferente, las sensaciones que uno tiene, son distintas, y que te lo hagan a dos, dos hembras como ellas es un placer indescriptible.

Se me follan vivo, me cabalgan, entre risas, gemidos, y un gozo increíble, un polvazo tremendo que tenéis que ver, es uno de los mejores polvos a tres que he pegado, hay un momento que las tengo a las dos a cuatro delante de mi y voy de un coño a otro, arremetiendo contra esos culos perfectos de coño a coño, una Putalocura…

Al final llega la recompensa para todos, leche fresca, recién ordeñada y además en cantidad porque me han puesto a mil y se nota que los huevos han trabajado de más con la producción, me la comen, se comen toda la lefa, no me dejan ni gota y se relamen ¡que trío más increíble!

Todas las escenas de estas jóvenes, y tríos, dos lobas para un cordero y las mejores escenas, que contamos por miles, las tienes en Putalocura.com con tu suscripción y te las ves cuando y donde quieras, en cualquier dispositivo y te la cascas como un mandril y disfrutas.