Jeje lo que son las cosas, estaba yo paseando tranquilamente por los Madriles, y de repente entre los arbustos de un parque, veo que algo se mueve de manera un poco desmesurada, y me acerco curioso y veo a una joven, como un faro deslumbrante, porque lleva un vestido rosa muy, muy llamativo, haciendo pis entre las plantas, ahí no lo digo nada por supuesto, vamos a dejarla hacer pis tranquila, aunque se le ve parte del culete y la situación es muy morbosa.

La observo, y veo que se sienta en el banco, la verdad que el universo a veces me lo pone fácil, me acerco y claro, yo que no me corto ni media le digo que la ha visto haciendo pis ahí detrás y es una buena manera de romper el hielo, pues en dos minutos ya nos estamos riendo los dos. Deedee es una joven muy simpática, risueña, con un cuerpo muy cañero, tatuado, se la ve guerrera, pero es muy maja. Voy haciendo mi juego, tiki taka, y en nada ya vemos las tetas, ahí, en plena calle ¡hay que joderse! cada día estas jóvenes son más descaradas que barbaridad, y oye ¡que pedazo de mamellas! unas tetas acojonantes que sinceramente no veía con ese vestido holgado, que bufas más cojonudas le ha dado el Señor, y con dos piercings en sendos pezones, una locura…

La verdad es que ya me he empalmado de verlas, y yo creo que ella también va cachonda, la conversación sube de temperatura, y le apetece mamármela, así que nos ponemos a ello, ahí, en plena calle, en pleno banco del parque, sin escondernos, mamada tremenda a plena luz del día, pues eso una Putalocura que sólo pasa en esta Santa casa, sede del cerderío fino, y como chupa Deedee, que barbaridad me coge la polla y le pega un meneo que me deja loco, loquísimo, tanto que podría correrme ahí mismo, ella lo nota, tengo la polla tiesa como un poste y se sienta un poquito encima de mi, tiene el chocho mojado, tiene ganas de follar, así que para que estemos tranquilos vamos a la cama.

Ya en casa, con más calma la tengo en pelotas totalmente, como me gusta, está tremenda, tiene un cuerpo delicioso, lleno de curvas, con un culazo generoso, de esos que apetece coger a mano batiente y poner las manos en esas pedazo de nalgas, y la cadera, tiene unas caderas cojonudas para cabalgar y para ponerla a cuatro y darle caña fuerte a ese culazo. Las tetas ahora las tengo mucho más a mano, las disfruto, tiene unas berzas increíbles, que no me caben ni en mano ni en boca, pero me pierdo en ellas comiéndomelas enteras.

Comenzamos a follar, si su cuerpo es una delicia su cara es una maravilla, me da mucho morbo todos los tattoos que lleva y los piercings, tiene una mirada directa, descarada que se te clava en el alma mientras tiene tu polla dentro de su boca, y ojo como chupa, es la puta hostia, tremenda, ensalivado con unos movimientos acojonantes, a mi me tiene a punto en varias ocasiones.

Pero ella también va muy cachonda, el chocho lo tiene muy calentito y se sube a cabalgar con muchas ganas, tiene un chocho delicioso y acogedor, húmedo, del que disfrutamos una barbaridad y mirad que clítoris más rico y generoso, vaya polvazo tremendo pegamos, una locura.

Como no podía ser de otra forma Deedee es tragona, se veía venir, le gusta la lechita, crema fresca con sus grumitos, energía natural para reponerse después de un buen polvazo y ahí le doy toda la lefa y se la toma toda sin dejar ni gota…

¡Que barbaridad las jóvenes de hoy en día! Pilladas, la serie canónica de Putalocura está más viva que nunca con unas jacas increíbles que te sacarán las mejores pajas, por menos del o que cuesta un café al día, puedes zumbártela a gusto con tu suscripción, no te las pierdas…