Ahí vamos, que rica está Julia Montalban, poco os puedo contar de ella que no sepamos ya a estas alturas, su buen hacer en las artes amatorias hace que siempre estemos detrás de ella para meterle la puntita, es una maravilla de mujer, además tiene un carácter afable y simpático, siempre está de risas, te lo transmite y lo hace todo muy fácil. Pero en cuanto tiene una polla en la mano se transforma, y se centra totalmente en lo que tiene entre manos, y claro, si en vez de una le pones dos…

¡Pues tenemos lío! Dos pollas para nuestra querida Julia Montablan, aquí ando yo, y el polludo enmascarado, esperando darle a Julia con ganas por todos lados, esta chica hace que se levanten los sables, que se presenten armas ya sólo ir desnudándose, porque tiene un cuerpo de esos ricos, admirables, disfrutables, que te apetecen tocar, que te apetece comerte, y ella lo sabe, y sabe que cuando vaya a por tu polla ya estarás empalmado sin remisión.

Julia me pone ojitos a la polla y yo ya se que toca ahora ¡una mamada de la buena! porque Julia tiene experiencia hamijos, a parte que tiene gracia, sabe chuparla como nadie, me encanta que me la mame Julia, es una puñetera delicia, ensalivado, con movimientos certeros, con ganas, si no la paras ella seguiría ahí dándote placer, pero es que quieres follártela, así que o la paras o terminas antes de tiempo.

Mientras me la chupa el polludo enmascarado, el super héroe del pueblo, arremete contra sus barreras traseras que están indefensas, lo entiendo, ver semejante culo moviéndose mientras se menea para chupármela, te incita, y el polludo no puede más y se la zumba ahí mismo, Julia pone cara de gozo, con lo guarrilla que es, está encantada con un menú a dos bandas.

A Julia la dejamos bien follada, porque somos unos caballeros, nos la meneamos bien, y le dejamos el coño servido tras alguna que otra buena corrida, y cuando no se puede más, Julia está ahí para dar servicio con su maravillosa boca y su magnífica lengua, me limpia el cimbel y me quedo fino, hasta el próximo polvo que será pronto seguro.

Todas las escenas de esta belleza las tienes en Putalocura para disfrutar de ella a tope, unos polvos increíbles con este cuerpazo que el elevadísimo le ha concedido, y la suscripción cuesta una risa y menos, así que no se a que esperas.