Cría fama y échate a dormir. Eso dicen hamijos y que cierto es, recuerdo cuando buscar a una chica para follar y hacer escenas en este país era una obra de ingeniería como construir la Capilla Sixtina, pero como cambian los tiempos, ahora tengo cientos, literalmente cientos, de chicas que quieren rodar conmigo y venir a ser bien folladas, algunas, aunque no lo creáis no por el dinero, si no por la experiencia.

Mucho ha cambiado esto en estos últimos años, algunos tabúes han caído con el porno y las jóvenes son más proclives a hacer un poco lo que les salga del coño, y si eso es ponerse frente a una cámara conmigo y grabar un buen polvo pues adelante, las únicas que salgo a buscar son las Pilladas, porque tienen esa parte de morbo que no podemos perder, pero también os digo que cuesta menos que vengan conmigo que antes, es una Putalocura.

Megan Lux, esta joven de 24 años, viene a dar caña, tenía muchas ganas de follar conmigo y probar su primera escena porno, es atrevida, simpática y con mucha garra, su pelo, va con su carácter viene a tope y se le ve cuerda para rato, le encanta el sexo, es de las que disfruta muchísimo, eso hace que también yo disfrute mucho y que en cámara traspase en un polvazo genial.

Viene a que se le de caña fina, y tenemos un espíritu de dar servicio así que se la vamos a dar, poco me cuesta, sólo levantarse la camiseta ya me pone duro el cipote, dejadme que os diga que tiene un cuerpazo tremendo, de esos que sorprenden porque no se ven bien con la ropa, pero una vez se la quita ¡que tetazas más ricas! tremendas, para comértelas enteras y de esas deliciosas para ver como botan y se mueven frente a ti mientras te la follas por el coño.

Un coño estupendo, mojado, caliente y estrecho, un cuerpazo de cojones que se remata con un culo tragon, delicioso, redondito con unas hechuras maravillosas que te apetece aporrear con tu polla una y otra vez, además hace unas mamadas tremendas, pero ¡tremendas!

Tanto es así, que dejo que me la coma a placer para correrme, me ha gustado tanto como me la ha chupado al principio que decido que es la mejor manera de terminar, como mueve la lengua, como me mira, como lleva el ritmo, la saliva ¡una delicia! al final me saca toda la lefa, la disfruta, la saborea y no deja ni gota. Toda una fiera.

No os perdáis las escenas de Megan Lux en Putalocura, no os van a dejar indiferentes, es una pasada esta chica y os va a sacar unas pajas tremendas, tenéis todas sus escenas y miles de escenas más en alta calidad para ver donde y como quieras por una suscripción que es muy, muy barata, menos de un café al día…