Marina Gold, sobran las presentaciones, a estas alturas, TODOS os habéis pajeado con ella seguro, pensando que vuestros cipotes están dentro de su conchita mientras pegáis un buen meneo, y es normal, es tremenda, es una peruana que ha revolucionado Putalocura con su desvergüenza, su desparpajo, su tremendo carácter ¿pero fuerte eh? Es una belleza chiquitita, pero que es un terremoto.

Marina es maravillosa, a mi me pierde, lo sabéis, siempre que puedo hago escena con ella, me encanta no sólo meter mi cimbrel entre sus piernas sino que también me lo coma, algo que hace con una maestría inusitada, es una chica con la que he hecho click, literalmente, cuando mi polla se mete en su coño mojado hace “click” y encajamos perfectamente, pero me refería a algo menos literal, más figurado, hemos conectado a más niveles que sólo el físico y eso se nota a la hora de follar, nos penetramos, si, pero también nos compenetramos, y es una gozada tremenda.

Como decía, tiene mucho carácter, pero eso a mi me gusta mucho, dice lo que piensa, sin muchos filtros, es espabilada y muy echada para delante, es arrolladora, pero muy muy buena gente, y eso follando es un plus, porque tener arrojo follando es una maravilla, se nota al tomar la iniciativa, al tener las cosas claras, y es todo más fácil y mucho más excitante.

Pues nos pegamos aquí un polvazo tremendo, Marina tiene un cuerpazo de escándalo, parece diseñado para gozar, tiene un culo, que ya me ocupo yo de enseñarlo a cámara lo suficiente para que tengáis buena perspectiva de esta maravilla de la creación que nos ha dado el Supremo, es un culo perfecto, duro, redondo, tragón, algo alucinante.

Pero de las partes de su persona que más me sigue gustando es su cara, es perfecta, tiene una cara tan angelical, como libidinosa, que trasmite morbo de manera increíble, dentro de ella, llaman la atención sus ojos, preciosos, que se clavan en ti mientras te está comiendo entero, y su boca, una boca, increíble con las que hace unas mamadas que te deja loco, y muchas veces a punto de correrte, pero ella sabe parar cuando tienes la polla como un mástil para metérsela directamente en el chocho y disfrutar de un buen polvo.

Disfruta de esta escena, ponte cómodo y coge pose de paja, porque te vas a quedar a gusto con Marina Gold, pegamos un polvazo tremendo, me hace una mamada de película y al terminar, me saca la lefa con un mamadón que es irresistible, no puedo más que rendirme a esta muchacha…

Todas sus escenas las tienes en Putalocura.com con tu suscripción, el precio es una risa, menos de lo que cuesta un café al día y el acceso a todo el contenido, más de 3,5K escenas es inmediato, y comienzas a pajearte con Marina Gold en HD rápidamente…