Ojo al calor que ha hecho este verano, pero no hablo del calor en general ¿eh? hablo de esos días que el termómetro marcaba 44 grados al a sombra, que locura, yo que creía que no habría nada más caliente, nada que diera más calor, pues llega Melody, con su cuerpazo, esta latina cachonda, que está buenísima y desmonta toda mi teoría, resulta que Melody es más caliente todavía, tiene fuego por sangre…

Una locura lo rica que está esta chiquilla, mirad que chocho más rico, estrechito, rosadito, apetece mucho meter ahí el pito, y vaya mamellas ricas, una locura, con unos pezones perfectos, con aureola generosa, marroncita color chocolate con leche, pezones pequeñitos, duros, ricos, y te coge la polla con esas tetazas y es un gusto tremendo, me polla ahí en medio queda perfecta, está de foto, y con la calentura de Melody se refriega mi polla por las tetas hasta que está tan cachonda que se la merienda entera.

¡Vaya mamada rica! Que locura, si es que las latinas lo llevan de verdad en la sangre, que ricura de mamada, ensalivadito, acompañando con la mano, y ojo, a los ojos, tiene una mirada cautivadora, de esa que se te clava hasta lo más profundo del alma, es una locura de chiquilla, me la está comiendo y cada vez se me pone más dura, si creía que estaba cachondo, con una mamada de este calibre cada vez se me está poniendo más y más dura.

Melody lo nota, y como tiene ganas de chorizo en coño se me sube a cabalgar y ¡que polvazo! tremenda hamijos, que maravilla tenerla ahí moviendo las caderas, tiene el chocho tan estrechito que me coge la polla como si fuera con la mano apretando el puño, es un gustazo increíble, mirad como se menea ese culazo, que es perfecto, redondo, terso, increíble sobre mi cimbrel, para correrse ahí mismo…

Melody se pone cachonda, gime sin parar y sube el ritmo, esas caderas echan fuego, que maravilla de chocho tiene y como se mueve la jodida, va a hacer que me corra sin poder evitarlo, me la pongo debajo para llevar el ritmo y le pego un buen meneo, al final tengo la lefa que me asoma por la punta y Melody se prepara y abre la boca con ganas, se come toda la cremita con grumitos y se relame, una locura…

Me ponen muchísimo las anónimas, y a Melody la tienes en Putalocura, sólo aquí en esta Santa Casa dedicada el cerderío fino, pasa, la suscripción es baratísima, y tenemos MILES, si, si, miles de escenas para ti, para tus pajas…