Vaya jamba rica Melody, la pillé hace muy poco por la calle, es chiquitita, pero llamó mi atención entre la gente, sólo veía su cara, pero me atrajo mucho, tiene una mirada muy atractiva, es chiquitita, manejable, y está tremenda, además es latina, y folla como las amazonas, prácticamente no hablamos, yo creo que la pillé de cara con ganas de follar, y al poco estábamos en la cama y yo metiéndole la puntita.

Quería saber algo más de ella, y Melody quería follar, blanco y en botella, quedamos para una entrevista y un polvo, me gusta mucho conocer a las chicas a fondo, y preguntarles, amén de alguna pregunta de su vida cotidiana, sobre sexo, como le gustan los chicos, parejas, experiencias, me pone mucho.

Viene muy distinta a cuando la pillé, joder, está muy buena, lleva un vestido semi transparente que deja ver su figura, y se le pueden leer hasta los labios, del coño claro, y me estoy poniendo cachondo, es más bien un body, y me está poniendo la polla erecta como un camión. Melody está un poco cortada, pero se va soltando, también suelta los botones del body, que caen a la altura del chocho, es una maravilla ver como se descubre ese pedazo de pandero que el Señor le ha dado y se va subiendo la ropa para dejar todo su cuerpo descubierto.

Está riquísima, las tetas son una gozada, caprichosas, no son grandes, pero tampoco pequeñas y están rellenitas, son unas tetas de puta madre, y tiene un coñaco, de esos que acercas los dedos y en seguida los tienes dentro, a poco que metes dedo ya notas el chup chup, va caliente, es latina y lo lleva en la sangre, pues nada, ya está en pelotas y yo tocando coño, pues sus manos también van al pan y cuando quiero darme cuenta ya tiene la polla entre sus manos, esta vez la entrevista ha sido más breve de lo que me suele gustar, ya me perdonaréis, no he podido contenerme y me la tengo que follar ya, imagino que me podéis entender…

Me hace una paja, que con lo enrabotado que estoy, como no pare me corro, me palpita la polla, pero Melody, con presteza acerca la boca y se pone a mamar, con una lengua juguetona que me vuelve loco, a mi y a mi rabo, disfrutad de la mamada porque es una maravilla.

Melody tiene ganas y se sube pronto a cabalgar, es chiquitita y de chocho estrecho y mi polla entre abriendo camino, en esa cueva del amor húmeda y deliciosa que tiene, nos pegamos un polvo de cojones en varias posiciones, cuando se sube arriba y la agarro del culo mientras me bota es una locura, su chocho me aprieta tanto como una mano, es una delicia.

Después de batir tanto la polla casi me sale mantequilla, me pego una corrida tremenda directamente a su boquita, que va perfecto para recuperar energía y Melody lo disfruta, que pibón y que polvazo más tremendo nos acabamos de pegar…

Con esta escena paja asegurada, date prisa y susrcríbete, el precio es una risa, menos de un café al día, y tienes todas estas escenas a tu disposición, para descargar o ver en streaming donde quieras, date caña…