Hamijos, hace ya un calor de cojones, y mis paseos por la calle son buscando la sombra, huyendo del sol, buscando cobijo y un poco más rápidos que de costumbre, pero de esta manera sigo saliendo a buscar hembras que poderme follar, mujeres anónimas pilladas que entran al trapo de nuestro juego, que están tan tranquilas a sus cosas en la calle, y que tras toparse conmigo, acaban en pelotas comiéndome la polla, y acto seguido echando un polvazo tremendo con el que acaban con las piernas temblando.

Ahora en verano, poca broma, hace mucho calor, la gente por la calle se afana en ir de su punto A a su punto B sin pararse mucho, pero ahí veo a Melody, sentadita en un banco en un parque, y le entro con la directa puesta, a tomar por culo, hace mucha calda y paso de medias tintas, le digo si alguna vez ha follado con desconocidos, y pim pam pum, bocadillo de atún, me enseña las tetas y en menos de nada estamos en la cama con Melody.

Ojo a Melody, esta joven latina, tiene 18 primaveras, una juventud deslumbrante y maravillosa, está un poco seria, pero es normal, pensad que es su primera vez, pero en cuanto se nos quita ese vestido ajustado, veraniego, azul, lleva una lencería de cojones que deja ver un cuerpo para el pecado, tremendo, como un Calipo apetece chuparlo entero, se nos pone a cuatro en la cama y mi polla ya está tiesa como una palote, termina de desnudarse y ahí tenemos a esta hembra, que es preciosa, estilosa, estilizada, con una altura considerable, una rubia despampanante, y latina, y ahí que me voy a comérmela entera porque ya no puedo con mi vida.

Me pongo a masturbarla un poco para cortar el hielo y sus bajos ya se han puesto a funcionar, le meto los dedos y los saco totalmente húmedos, está tremenda, baja al pilón y me hace una mamada fantástica, de esas lentas pero que sientes todo el movimiento de la boca, la succión, de esas que parece que te esté follando el chocho, pero es la boca con unos movimientos muy acompasados y ya se sube y nos ponemos a follar con un polvazo tremendo.

Melody es una latina, jovencita que dará mucho que hablar, pegamos un polvazo de cojones, muchas posturas, el chocho le hace “chup chup” de lo mojado que lo tiene, últimamente esta Santa Casa, sede del Cerderío fino en España, es una locura de latinas, un desfile de sangre caliente y sexo que es un no parar, no te pierdas estas últimas escenas, al final me pego una corrida de las majas, y los grumitos van directamente la boca de Melody, se lo traga y queda con carita muy contenta, satisfecha.

Todas las Pilladas, la serie más mítica y number one de Putalocura las tienes con tu suscripción para ti. ¿Eres coleccionista? Si te las quieres guardar las puedes descargar en HD para ti para siempre, y coleccionarlas, o bien verlas en streaming como y cuando quieras, como si te la quieres pelar en el baño del curro, cosa tuya…