Ohana Petite ¡Pillada!

Pequeñita y deliciosa, una nueva pillada que te encantará…

0
3527
Ohana Petite Pillada en Putalocura

¡Uf! Vaya Pillada tengo hoy hamijos, un pibón como un camión. Siempre se me van ocurriendo nuevas formas de entrarles a las chicas por la calle, y esta vez iba con un juego de preguntas en la cabeza. Veo a esta teen, se le notaba por lo que se veía por la calle, bien vestida, a su rollo, a su paso y decido probar con ella. Se para y me escucha, si te dan su atención ya tienes mucho ganado, eso es que no tienen prisa y no tienen nada importante que hacer y el tiempo juega un factor importante.

Había pensado un juego de preguntas al que accede encantada, al fin y al cabo poco de malo tiene, pero las preguntas cada vez, como la veo por la labor, van subiendo de tono, igual que mi rabo, que cada vez va subiendo más también de tamaño en mis pantalones. Esto de pillarlas en la calle tiene muchísimo morbo, son unas de mis escenas favoritas, pero lleva tiempo prepararlas, y no siempre acceden encontrar finalmente a alguna que decida venir conmigo no es fácil, pero hemos encontrado una mina, al final la convenzo y Ohara Petite se viene conmigo a la cama, digo a la oficina.

Una vez allí ya todo transcurre con naturalidad, al final le propongo hacer guarreridas españolas y ya puesta al alío, se le nota hasta cachondilla, se lo piensa bastante pero al final la vemos como vino al mundo ¡en pelota picada! Y ¡ah! vaya cuerpo hamijos, delicioso, teen, y riquísimo en todas sus facetas, rincones y lados.

Cuando está en pelotas no puedo con mi vida, ya iba muy cachondo antes con ella, yo no suelo tirarme a comer coños, pero no podía más y me la desayuno entera, primero le hago unos buenos dedos y cuando ya está muy mojadito y puedo sacar juguito me pongo a comérselo como si no hubiera un mañana. Ya perrilla perdida, nos ponemos a follar como una pareja de novios ¡que polvazo más rico! Varias posturas, mi polla está como Rey en castillo, un chocho estrechito que me coge la polla como si una mano apretada fuera y Ohana Petite que está tan mojada que hasta le chorrea.

Al final no puedo más, cargo toda la fuerza interior que puedo para aguantar y no correrme dentro, porque me quiero correr en la boca y en la carita de Ohana Petite, se lo echo todo en la cara y luego se lo doy de comer, porque parecía hambrienta, mucha energía hemos usado y claro, hace falta recuperar…

Una escena con un polvazo de cojones que no te puedes perder, las tienes todas en Putalocura, traemos nuevas actrices, nuevas Pilladas que descubrimos por la calle cada muy poco tiempo, y escenas nuevas, en plural, todas la semanas y el precio es una chufa, no te lo pienses, suscríbete a Putalocura.com!