¡Pillando a Paris!

Negrita colombiana tremenda ¡me la meriendo!

0
1285
Paris Pillada Putalocura

Cuando salgo a pillar, una chica parada en un sitio con poca afluencia donde pueda hablar a gusto, es una oportunidad perfecta. Siempre pregunto antes desde la distancia, no quiero importunar a nadie, siempre llevo el respeto y la educación por delante, y no sabéis la cantidad de chicas que simplemente me giran la cara, en ocasiones insisto en otras sólo continúo mi camino, además muchas me conocen, y pese a que podáis pensar que pasan de mi, suele pasar al contrario, me suelen pedir fotos, hablan conmigo y suele haber muy buen rollo.

Pero todo esto no me sirve para las Pilladas, necesito chicas, que no me conozcan que puedan entrar dentro el juego, y ahí estaba Paris, apoyada en una pared a sus cosas, me llamó mucho la atención, es una colombiana de de color chocolate que me parece que tiene cara muy bonita, le entro con un poco de palique y creo que le llamó mucho todo la atención, le provocó mucha curiosidad, y se vino conmigo muy pronto a la oficina.

Me gusta mucho el buen tiempo, porque las chicas van muy destapadas y te regalan mucho la vista, pero el invierno, o más bien el frío tiene mucho morbo, porque van muy tapadas, no atisbas generalmente lo que hay debajo de la ropa, es sorpresa, me gusta intuirlo, imaginarlo, y finalmente cuando van cayendo las capas de ropa descubrir finalmente el cuerpo de la hembra que tengo delante.

Paris es una Pillada dura, está cortada, desconfía (normal) y cuesta hacerla entrar al rollo, pero al final, con palique, pico, pala y pasta lo conseguimos y empezamos a ver como esta colombiana deliciosa comienza a quitarse la ropa. Tiene un cuerpo muy rico, hay donde coger lo justo, con unas tetas juguetonas que perecen deliciosas, se da un vuelta rápido y se ve un buen culo, un culo muy follable, tengo muchas ganas de trincármela.

Está muy vergonzosa, esa boca, con la que nos habla y esos labios macizos, generosos, tengo ganas de que me chupen la polla, tiene que quedar de puta madre entre ellos, al final se anima, incluso parece que está cachonda aunque todavía muy cohibida, pero al final me agarra un poco el cimbrel y yo me voy directo a su concha, la tiene mojadita, la situación le ha puesto cachonda, le hago un dedo y se lo empieza a pasar bien, se suelta, se va a por mi polla y me la chupa y ¡ojo a como la mama Paris! una delicia, sabía yo que esos labios iban a hacer locuras y no me equivocaba, una mamada tremenda.

Voy muy cachondo, tengo la polla muy tiesa, esa erección que si sigues sacas toda la lefa, pero tengo ganas de follármela, me la pongo encima y es como si le hubiera apretado el botón de “ON” empieza a cabalgarme de una manera súper intensa y tremenda, ese culazo es mucho más guerrero de lo que creía y me está volviendo loco con sus arremetidas de cadera sobre mi polla, una Putalocura.

La follada es muy intensa, ella gime yo me lo paso de puta madre, tiene un chocho riquísimo y húmedo, hemos pegado un polvo tremendo y tengo toda la leche de coco preparada para ella, abre bien la boca, le apetece y le cae una corrida copiosa, grumosa y caliente que se traga entera, sin dejar ni gota…

Pilladas increíbles en esta Santa Casa, no te las puedes perder hamijo, unas pajas de otro mundo te esperan con tu suscripción, que es muy bajita, menos incluso de un café al día, no esperes más y a por ella ¡por las pajas!