Casi toda buena historia tiene un buen comienzo y esta Pillada no podía ser menos… ¡La gran nevada de Madrid! Válgame el cielo hamijos, que locura y que barbaridad, pero que escenario más maravilloso para salir a cazar, aquello parecía un paraje siberiano, de repente, entre la fauna local que pululaba por el gélido cuadro de Madrid, capto a lo lejos una figura que sobresale del resto, un rubio como poca antes había visto que me llamaba la atención desde lejos, poco a poco me iba acercando y ¡madre mía! que mujer más bella esperaba al final del paseo, y ¡rusa! es que no podía ser de otra manera, quien si no iba a pasearse como por su casa por lo que era ese día la estepa Madrileña je, je…

Pues aquí tenemos a Sexy Kitty, dispuesta ¡a comérselo todo! o ¿no? Bueno vamos a ver, yo tengo experiencia con las mujeres rusas, tienen casi todas algo en común, lo primero son mucho más abiertas para el sexo, para follar, en Rusia hace un frío de cojones, lo que hemos pasado aquí en Madrid para ellos es un Martes templado, y les gusta entrar en calor follando, se arriman mucho, y están con el folleteo todo lo que pueden, además son muy echadas para delante, otra cosa que suelen tener en común son: ¡tetas! suelen tener un par de mamellas importantes, generalmente, suele ser así, yo tal y como iba abrigada Kitty pues no sabía decir en ese momento, pero ya me empalmaba sólo de pensarlo.

De cara es tremenda, un pelo rubio bellísimo, lacio, que sirve de marco para una cara angelical, aunque con carácter, que me encanta, con unos ojazos claros tremendos, mi polla ahí en medio, en su boca tiene que quedar que ni pintada, así que me pongo a darle palique como puedo, el idioma no es problema, habla castellano perfectamente, nos entendemos, y con la excusa de hacerle una sesión de fotos, algo que de entrada parece que le mola bastante, ya en el estudio, con la cama regentando la escena, la temperatura sube rápidamente y la ropa cae casi de golpe.

¿Qué os decía? ¡Unas tetazas como dos carretas! Chupables, para cubana perfecta, grandotas, generosas con unos pezonacos increíbles que ponen burro perdido, que os voy a contar de Pilladas que no sepáis a estas alturas, si estáis viendo la escena es porque hay un polvazo tremendo, Sexy Kitty es un pibón increíble, con un cuerpo de escándalo, follamos en todas las posiciones y el sexo le flipa, sólo tienes que escuhar los increíbles gemidos que suelta en cada momento, el chocho lo tenía mojadísimo y para terminar me hace una mamada de la hostia que me vuelve loco.

Una Pillada tremenda, de las de enmarcar, te sacará toda la leche y te dejará con ganas de repetir, Sexy Kitty está tremenda y la tienes para ti en Putalocura, la suscripción es muy económica no dudes en suscribirte y disfrutarla!