Sheyla, esa castiza, castaña que caminaba por la calle y llamó mi atención desde el primer momento. Lo cierto es que ya llevaba dando alguna vuelta que otra, y no veía ninguna chica que pudiera caer en nuestras redes, algunas iban acompañadas y ahí la tasa de éxito es cero, no se vendrían las dos y no se separan para irse con alguien que acaban de conocer, y vi a Sheyla a la o lejos, buenos ojazos, tipazo, me lanzo a por ella, y le entro.

Desde el primer momento ya es cañera, una madrileña con unos ojazos que podéis ver por que me llamaron la atención, son cautivadores, pero realmente me llamó mucho la atención su empuje, como echa para delante, tiene una actitud muy cañera, y eso para follar se atisba como muy entretenido. La convenzo con la intención de buscar actrices par una serie, disfrutad con la entrevista y con el cachondeo porque ahí la vamos viendo y el pito ya se nos va empalmando pensando que nos la vamos a follar…

Al poquito la convenzo para verla en pelota picada, y ahí comienza a caer la ropa como ya caen las hojas en pleno otoño ¡y le veo el coño! Pues un tipazo muy rico, se queda en pelotas y ahí la tenemos, con unas teticas deliciosas y un culo que tiene que ser una delicia hacer retozar encima de la polla, ella muy cariñosa se arrima a mi cimbrel ya erecto y comienza a pajearme mientras apoya su cabeza sobre mi hombro, como si fuéramos dos novios, lo cierto es que me pone mucho que me pajeen así, podría correrme perfectamente, pero Sheyla se conoce que se ha “despertado” sexualmente hablando y tiene ganas de polla y que le peguen un buen meneo al chocho.

Me la chupa, se baja al pilón y me hace una mamada de cojones, la verdad es que uno no sabe como va a ser la chupada de polla de una desconocida hasta que se la mete en la boca por primera vez y muchas veces me sorprende para bien, es una locura lo rico que la chupa, mueve la lengua de forma muy juguetona, está todo bien lubricado y la mamada es riquísima.

Sheyla tiene el chocho mojado, doy fe, porque se sube a cabalgar y la polla entra como Pedro por su casa buscando el hueco ella sola ¡y que bien se mueve la jodida! Disfruta con cada arremetida y a mi deja loco moviendo ese culo tan bien, pero lo mejor es que ¡su chocho es muy estrechito! y me coge la polla como si fuera un guante, una delicia, nos follamos sin parar con un gusto tremendo los dos y Sheyla gimiendo a lo bestia.

Nos pegamos un polvazo tremendo cambiando varias veces de postura, al final, Sheyla quiere lefa, se le nota, y me la saca toda, abre bien la boca, de par en par y recoge toda la leche fresquita sin dejar ni gota, todos los grumitos del amor inundan su boca y se la traga toda como una buena merienda cuando tienes hambre ¡que polvazo más cojonudo!

Las Pilladas son nuestra marca de la casa, unas escenas que han marcado un antes y un después en el porno patrio, en el cerderío más fino y que nos ha sacado las mejores pajas, y está en plena forma, sólo hay que ver la cantidad y la calidad de las mozas que pillamos, esto es una Putalocura, las tienes todas aquí, con tu suscripción para tus pajotes…