Amarna Miller hablando de porno español

42
921

Ayer leí un artículo en una de esas webs modernitas que hablan de mil cosas que me llamó bastante la atención. Estaba escrito por la actriz porno Amarna Miller y hablaba del porno español…

Como es un tema que me toca a mí directamente, voy a aclarar unos cuantos puntos y a dar mi versión de los hechos. Que como bien sabéis, soy siempre partidario de escuchar siempre la otra versión de las cosas.

Lo primero que más me llama la atención, es que en ese artículo escrito por la actriz porno pelirroja, se habla de lo que ganan y dejan de ganar los actores y actrices en el porno español. Y a mí nadie me ha preguntado cuánto pago y cuanto dejo de pagar

Lo segundo que me llama también mucho la atención, es que esta chica se jacta de haber trabajado 8 años en el porno, pero nunca ha trabajado con las cuatro o cinco productoras porno españolas más importantes. Así que fíjate cuánto debe de saber de «porno español».

Lo tercero, que ya con esto flipo bastante, es que dice que las trabajadores sexuales tienen miedo a denunciar a los productores porno. Y que si denuncian nunca más les darán trabajo. Pues perdona que te diga, bonita, pero a mi me han denunciado muchas chicas y ahí siguen. Incluso lo han hecho con denuncias falsas que han provocado, entre otras cosas, que me metan en la cárcel injustamente. De esto no hablas, ¿verdad?. No te interesa el tema. Claro. Tanto que te gusta hablar de porno español, ¿por qué no hablas de las que falsifican DNIs, o te dejan tirado en un rodaje, o vienen oliendo a rayos, o te piden más dinero justo un minuto antes de empezar la escena y si no se lo das no la hacen, o de chicas que hacen mal su trabajo o de las que te dicen que quites sus escenas pasado un tiempo y si no lo haces te denuncian con mentiras como me ha pasado a mi (con el resultado de haberme metido en la cárcel y haber tenido que soportar una campaña de descrédito brutal)? Los malos somos siempre los productores porno españoles con los que nunca has trabajado en tu vida, Amarna.

Otra cosa que das por supuesto que ocurre en el porno español es que pagamos en negro. Pues te equivocas. Tenemos todo al día con hacienda. De hecho, a mí me acusaron de evasión fiscal y defraudar a hacienda y se han tenido que comer esa acusación porque he presentado todos mis papeles en regla. Así que la próxima vez infórmate un poquito mejor de las cosas.

Ese término que utilizas para referirte a tu trabajo, que es trabajadora sexual, me parece horroroso. Aquí siempre se ha llamado a esas chicas actrices porno, de toda la vida. Eso de trabajador sexual podría llevar a equívocos, porque un ginecólogo y una prostituta también serían trabajadores sexuales no? O una masajista erótica, o una chica que trabaje en una sexshop. Me parece un calificativo espantoso y totalmente desacertado.

En tu reportaje pones de ejemplo a dos actrices que sinceramente poco tienen que ver con el porno español actual:

Silvia Rubí, que es una chica que lleva 10 años, en el ocaso de su carrera, y como tu bien sabes es algo totalmente inusual en el mundo del porno, porque la mayoría de las chicas tienen una vida laboral entre un año y tres años como mucho, por no hablar de las que entran, trabajan tres meses y se van, que tambien son la mayoría.

Y luego hablas de otra actriz, que que yo ni siquiera la calificaría de actriz porno, que es a Anneke Nekro, porque hace un porno que sinceramente no tiene ninguna repercusión ni eco en el porno español. Nadie conoce a esa chica que hace porno feminista, porque como tu bien sabes, a nadie le interesa el porno feminista. Sólo sirve para que le hagan entrevistas en la tele o en los suplementos guays de los periódicos que ya nadie lee. Y la metes con todos los cojones del mundo en el saco de porno español, cuando no la conocen ni en su casa. ¿Por qué no hablas de las productoras españolas que están ahora mismo sacando escenas todos los días? ¿Por que hablas de una chica que ella misma afirma que sacar dos escenas al mes, cuando hay webs que sacamos cada día una o más escenas? Tú a eso le llamas porno español? No será que tanto Silvia como Anneke son tus amiguitas y quieres sacarlas en el reportaje para mandarles visitas y hacerlas conocidas? Pero vamos a ver, Anneke solo ha rodado en toda su vida 30 escenas, cuando sin ir más lejos mi web tiene 4000. Solo es un dato. Amarna que se te ve el plumero, hija. ¿O no será que sólo hablas de lo que conoces, y lo que conoces es una chica que lleva muchos años sin trabajar, en el ocaso de su carrera, y otra que solo hace porno feminista? A eso tú le llamas porno español? Por favor….

Luego hablas de una chica que se llama Lucía Fernández, que siento decir que no le conozco y que dice que lleva 10 mesestrabajando como actriz. Se anima a decir que trabaja en las webcams y como Escort y que gana una mierda. A ver,  si trabajas en esas 3 áreas y no eres capaz de ganar más de 2000 € al mes, es que algo falla, algo haces mal, porque yo conozco muchas que trabajan en todo eso y se sacan fácilmente 3000-5000 al mes y más. Lo que pasa es que ya sabemos lo que ocurre, sobre todo con las webcams. Que siempre buscan excusas para no emitir y al final emiten seis horas al mes, 7 con eso la verdad es que poco dinero vas a ganar.

Silvia Rubí en el artículo dice que se gana más haciendo anales dobles, fistings y orgias, y puedo decir que en España no se rueda ese tipo de porno. Así que no sé de dónde saca esa información. Porque este artículo que has escrito va de porno español, ¿verdad?

Discrepo con Pablo Ferrari en cuanto a que dice que no hay industria porno en España. Yo creo que si la hay, actualmente hay tres productoras bastante fuertes que están sacando todos los días escenas. Y llevan años. ¿Eso entonces qué cojones es? ¿Me lo puedes explicar? ¿Tú sabes lo que facturan esas empresas?  Que no lo sepas no quiere decir que no existamos.

Yo ofrezco continuidad a muchas de mis actrices, pero es algo muy difícil de realizar porque enseguida viene el típico gilipollas que le come la cabeza y le dice que trabajar con Torbe es lo peor y bla bla, y me las ponen en contra. Aún así, en estos últimos años he dado trabajo a muchísimas actrices y han estado conmigo entre dos y tres años de media muchas de ellas. Y es tan fácil como pinchar en cualquier actriz y ver la fechas en las que salieron sus escenas. Por lo tanto sí hay continuidad, hay empresa, hay negocio y hay industria.

Estoy en desacuerdo con Robin Reid cuando dice que a las guapas hay que pagarlas más. Y que las escenas donde las chicas están sin maquillar no valen un pimiento. Precisamente mi porno es un porno diferente en cuanto a que no salen súper maquilladas vestidas de super putas. Son tías normales que te las puedes encontrar por la calle, vestidas de calle, y de ahí radica el éxito de mi porno que ha hecho que siga aquí (mal les pese a muchos envidiosos) más de 17 años. Esa teoría de que si no están super maquilladas es lo que siempre ha dicho la competencia para desacreditar mi trabajo.

Y el artículo termina con una actriz porno anónima (ja!) que dice que a la gente que está ahí arriba le importamos una mierda. Yo podría decir lo mismo, que las actrices porno le importamos una puta mierda. Que vienen aquí a sacar el máximo beneficio con el mínimo trabajo. Le recuerdo a las señoritasas actrices que cobrar 200 € por una hora de trabajo no te lo pagan en ningún sitio. Que haces un trabajo en el cual disfrutas, lo pasas bien, viajas, conocer gente. Victimizarlo ahora es una completa estupidez, y todos estos furibundos ataques vienen del mismo lado, del lobby feminista que tiende a creer que una mujer cuando hace porno está sufriendo, es forzada, explotada, y toda esa mierda. Es la misma estrategia que están usando con la prostitución, y su lema es «repite una mentira mil veces hasta que se convierta en verdad«… como decía Goebbels, el colega de Hitler.

Y que una actriz porno como Amarna Miller se preste a este juego me parece muy triste. Pero claro, como Amarna tiene pie fuera en el porno porque ya ha rodado todo lo que una actriz tiene que rodar en su carrera, y ya está empezando a pensar en retirarse, pues «vamos a pensar en que hacer con mi vida a partir de ahora». «Usemos las puertas giratorias y a ver dónde caigo y a qué me dedico«. Y como viene siendo un clásico, «vamos a poner a parir el porno, que es lo que me ha hecho conocida y me ha alimentado durante todos estos años». Tenemos casos como Celia blanco, Lucía Lapiedra, Anastasia Mayo y tantas otras que reniegan de su pasado porno, cuando gracias a haber sido actrices han sido conocidas. Pero bueno, qué le vamos hacer, el mundo está lleno de ingratas. El porno va a seguir, aunque haya gente como Amarna que intenten torpedear este sector, inventándose cosas y manipulando llamando a sus amiguitas a que digan lo que ella quiere escuchar…

Y ya para finalizar, un toque de atención a la revista Vice que publica estos panfletos. No estáis haciendo ningún favor al porno español, ese artículo es un chiste. El porno español no es así. Y digo yo, ¿qué os cuesta mandar un mail y preguntárnos las cosas como son? Este es el mal endémico del periodismo, no ir a la fuente original a buscar la información, es mejor pasar, filtrar por otras personas la información y poder así decir lo que te dé la gana, manipulando convenientemente todo. Sigo diciendo que el periodismo español es una mierda pinchada en un palo, y a artículos como estos me refiero.

Podría seguir hablando de ese infame artículo, pero ¿para qué? no merece la pena…