Mira, en eso nos parecemos, jaja, lo de follar nos va y ¿a quién no, verdad? Pero con Anita ya es vicio del bueno, es una teen insaciable, de esas que de verdad le faltan pollas para llevarse a la boca, cañera y guerrera a partes iguales. Se la suda incluso hacerlo en plena calle, le da morbo el hecho de que puedan pillarla ahí mismo y es que si yendo por la calle apetece, el chocho no puede esperar y necesita acción, y ahí en plena calle y luego en un rellano, se follan estos jóvenes hasta estallar de placer, que maravilla y que morbazo de escena…