Como esta el porno español en 2018

0
6893

 

Hace tres años escribía un artículo titulado el porno español languidece en 2015 y hacía una breve radiografía de lo que estaba pasando con el porno que se rueda en España. Pues bien, han pasado tres años, y la verdad es que la cosa ha cambiado bastante.

Han seguido cerrando numerosas webs porno españolas en estos tres años, y se puede decir que ahora mismo solo quedan tres que realmente se dediquen a rodar casi todos los días. El resto ha muerto definitivamente y actualiza una vez al mes o ni eso.

Están esos chicos de Gijón, que han convertido su página web en un tube, donde tampoco es que rueden demasiado. Luego están los de Valencia que se vinieron a vivir a Madrid y ruedan sobre todo porno amateur, y luego estoy yo, con mi porno friki. Tres estilos y tres conceptos muy diferentes, aunque estos últimos digamos que se han inspirado bastante en mi estilo.

 

Después está por ahí alguna que otra web de porno feminista que no suelen comerse ningún Torrao y que suelen ser bastante irregulares en cuanto a sus actualizaciones. Ahora con la fiebre feminazi, les hemos visto en bastantes medios de comunicación, pero no os engañéis, ese porno no interesa nadie y apenas vende como venden las otras.

Se acabó ya el fenómeno PornStar como lo entendíamos hace unos años. No hay apenas chicas como antes que abanderaban el movimiento “actriz porno” en España. Salvo a la actriz Amarna Miller, que va por la vida de trabajadora del sexo, politizando su oficio al máximo y sacando partido de lo que hace. Lo paradigmático es que jamás ha rodado con ninguna de estas tres productoras españolas que están ahora mismo en el candelero.

El resto de actrices porno, directamente ya ruedan para el extranjero. Se van a Praga o Budapest a rodar su docena de escenas, y muchas de ellas tal como vienen, desaparecen. Porque rodar en el extranjero no es lo mismo que en España. Aquí no se manejan esos presupuestos tan altos porque el contenido se circunscribe sobre todo a España y no al mundo entero, por lo que no podemos pagar lo que se paga allí, aunque hay alguno que lo paga, pero son los menos.

Nuestro target es el mercado que habla en español. Y actualmente productoras porno únicamente hay en España, Colombia y México. No recuerdo en ningún otro país latinoamericano que haya productoras porno que rueden con cierta asiduidad. Hace 10 años había algún movimiento en Argentina y en Chile, pero acabaron cerrando todas las productoras allí.

Son numerosas las amenazas que está sufriendo el porno. Tenemos a las feministas que están empezando a repetir demasiado que el porno es pura explotación sexual de las mujeres, y que abusamos de ellas y blablablá. Mentiras y más mentiras con un único fin: cargarse el poco porno que queda, y que sólo quede el porno para mujeres o porno feminista.

Luego está la pantomima que se han montado conmigo, con mi ingreso en prisión y la campaña masiva dando por cierto lo que algunas ex actrices dijeron contra mi, mintiendo descaradamente con el único fin de hacerme daño. Haciendo ver en todos los medios que yo soy el mal personificado. Mentiras y más mentiras, denuncias falsas, y mucho interés en verme mordiendo el polvo para que de una vez por todas cierre el negocio.

No hay que olvidar que España es un país católico que lo gobierna la iglesia en la sombra. Y que tienen muchísimo dinero y poder. Solo el gobierno español otorga 11.000 millones de euros cada año a la iglesia de ayuda, y además no les cobra ningún impuesto. Sabeis la cantidad de dinero que es eso? Pueden hacer lo que quieran. Es por eso que hay tanta censura encubierta en tantos sitios. Actúan en la sombra, y el porno es algo que atenta directamente contra sus ideales.

Todo ha cambiado de forma vertiginosa en estos últimos tres años. Atrás quedó definitivamente otra manera de hacer porno que ya no volverá. Esa generación se quedó atrás y no supo evolucionar. Adiós al DVD y a rodar películas caras con mucha gente. Yo he vivido esas dos etapas, he vivido momentos de subidón y de bajón, y creo que puedo decir abiertamente que soy de las personas con más experiencia en este ámbito. Mis 18 años en el porno me avalan, y he visto de todo. Por eso me atrevo a escribir este artículo, desde la perspectiva de alguien que ha vivido diferentes etapas del porno español. Soy un superviviente, he sobrevivido a todo lo imaginable.

En cuanto a las páginas webs de información sobre el porno español, apenas quedan un par de ellas y lo cierto es que casi nunca hablan de porno español. Por lo que se puede decir que atrás quedó ese interés por saber algo más sobre las actrices que salían. Tampoco salen ya en los medios de comunicación como periódicos revistas y televisión, reportaje sobre el porno español, sino es para criticarlo. O para hablar del Niño Polla como si fuera una atracción de circo. también algún que otro artículo preguntando siempre cuánto se gana con el porno. Como si lo único que interesase es el dinero que se hace y no el contenido que se produce. Muy lamentable.

Pero lo verdaderamente preocupante es que de repente el porno es algo malo, se ha convertido en algo peligroso. La campaña contra el porno ya ha empezado y no van a parar.

Poco más os puedo contar. El porno español no tiene nada que ver al porno de hace 10 años, por ejemplo. Veremos que pasa en los próximos tres años, que están a la vuelta de la esquina. A ver quién sigue y quien se va y como será el porno español de entonces. Será interesante ver las diferencias.