Janina ha hecho de todo aquí en esta Santa Casa, pero con Coppula no lo tenía muy claro, sabe donde se mete, al principio va cauta, porque le va lo extremo pero Coppula es muy pro, pero cuando se mete en el lío y se pone a tono, el chocho le echa chispas, le pone que la dominen y se pone muy cachonda y quiere más y más. El ambiente se va caldeando y Coppula le hace de todo, se pega una corrida con unos gemidos intensos y al final ordeña a Coppula y se toma toda su leche para irse tan ricamente a descansar…