Esto me pasa muchas veces, las mujeres, ya no buscan la pareja perfecta e ideal para follar, están buscando experiencia, y saben que en mi encuentran dos cosas, el morbo de una escena porno y una persona con una experiencia de cojones en esto del follar, y esto las pone mucho. Os digo que los gemidos de las anónimas cuando me las follo son tremendos, tienen expectativas altas, y aquí no defraudamos, se pegan unos polvos increíbles, y yo ni os cuento porque me llega cada chica amateur para follar que me vuelve del revés, si no mirad a Kati Cali y el pedazo de cuerpo que tiene, válgame el cielo…