¡Lo prohibido pone! Ese peligro, esa posibilidad de que te pillen en pelotas en plena calle follando, es un morbo que no se puede contener, te pone a mil y hace que el polvo sea más rico, más tremendo, incluso que te pueda estar mirando algún vicioso como follas, es una maravilla. María Tris piensa igual y se pega una follada en plena calle tremenda. Gozadlo, porque María está increíble, se pone muy cachonda, muy salvaje y después de una buena cubana se folla al mozo como si no hubiera un mañana.