Que delicia de chiquilla que pillamos en esta ocasión, iba como un poco despistada por la vida, pero ya entro yo en acción para enderezarla, cuando la llevo a mi búnker del amor, ahí ya se que la probabilidad de follar sube mucho y ojo hamijos al cuerpazo de María Tris, que pibón más increíble, se nos desnuda y queda al descubierto un cuerpo follable al extremo, para darle caña fina, unas buenas tetazas y un culazo para partir nueces, aparte de una cara de come pollas increíble, vaya polvazo tremendo, disfrutadle y cascaos una buena paja a mi salud…