¡A retozar como gorrinos! Que ricura, una bella mujer, una cama y ¡a follar! que delicia, Pícara, está tremenda, una jovencita con ganas, de las que el chocho le echan chispas. De hecho antes de empezar estaba tocando la guitarra, masturbándose vamos, pero como si no hubiera un mañana, el pito ya tieso como un palo, y ya entrando en chocho por la puerta grande, mojadito, sensible, una follada gustosísima que no os podéis perder…