No es la primera vez que lo decimos, pero hace honor a su nombre ¡lleva el Vicious en las venas! Le ponen una polla delante y le puede el ansia, comienza mamar y a chupar como nunca has visto antes. Esta pelirroja no sólo tiene el fuego en el pelo, también en su cuerpo y necesita lefa para saciar y calmar su pasión, te la chupará y relamerá hasta no dejar ni gota. Disfrutad de esta pedazo escena ¡Que te aproveche Vicious!