Que bonito es dar y recibir, pero sobretodo, recibir y recibir y recibir y sobretodo cuando es lefa lo que se recibe, que se lo digan a nuestra bela Irene, que es una adicta a comer pollas y lo demostró con creces en todas sus escenas en Putalocura, una mamadora nata, a la que le gusta la nata que sale de la polla, te la lame como si se estuviera comiendo un helado y explotas y se lo das todo, esta compilación os va a poner palotes perdidos para una paja tremenda.