¡Que tremenda está canela! Que placer es follármela cada vez que se pasea por la oficina, tiene un cuerpo del deseo que disfruto muchísimo, disfruta con una polla en la boca como quien tiene un chupa chup y va gozando de su dulzor, es una zorra tremenda follando y me encanta metérsela entera en la boca y que me mame hasta los huevos. Después a follar como locos, hay que reponer electrolitos al final y tragar lefa va fenomenal, no me deja ni gota.