Y donde mejor, donde este una cama que se quite lo demás, ahí se puede trajinar a gusto y más con esta colombiana de piel canela que me dio un viaje brutal.

Un cuerpo duro y trabajado, probablemente con gimnasio, una energía tremenda y un apetito de sexo insaciable. Estar en la cama con esta potranca es indescriptible ¡vaya meneos!

Simpática y dulce a primera vista, pero no os dejéis engañar esconde una buena cachonda dentro a la que le gusta el sexo y no tiene problema en experimentar lo que le apetece, dominante y dominada, os dejamos con la entrevista para que la conozcáis un poco más.

En Putalocura podrás encontrar todas sus escenas, es un placer follarse a esta colombiana y demostro su pasión por el sexo hasta en un gang bang mítico, no veáis como tragaba, una tras otra y es que Julia no se cansa, siempre quiere más.