¡Vaya par de bufas tiene Natalia de verdad! Que bella verla comer pollas y pollas que van saliendo de los agujeros del amor de este Glory Hole, que maravilla ver como da cabeza, como mama, mientras sus mamellas se mueven al son, de un lado a otro, vaya locura, las corridas van llegando y se las toma, porque esas tetazas hay que cuidarlas y las vitaminas del semen son perfectas, y va cayendo también cremita con grumos sobre sus ubres que las mantendrá tersas y perfectas…