¡Estamos que lo regalamos hamijos, las tenemos en OFERTA, dos pollas por el precio de una para un disfrute de otro mundo! Tenemos chica nueva en Putalocura, una con el colorsito subido que es una delicia, una belleza chocolateada que dan ganas de pegarle un bocado de lo rica que está.

Mia Black, es una maravilla de chica, me gustan mucho las chicas de color y es una belleza, además tiene curvitas que a mi me chiflan y me ponen cipotón perdido. Cuando vienen chicas a Putalocura, a menudo quieren nuevas experiencias, y nosotros que estamos en esto para complacer, pues tratamos de contentarlas.

Mia buscaba dos pollas, y las encontró, yo creía que se iba a ver un poco arrinconada, porque dejadme que os diga, que muchas veces, veis un trío o veis una enculada y pensáis, ahora mismo me la trajinaba yo, y no es tan fácil, las cámaras imponen y la situación también, incluso en la intimidad de tu casa un trío puede imponer, ya seas chica o chico, pero no es lo que le pasó a Mia Black, que se trajinó las dos pollas con un garbo divino.

Chupa aquí y chupa allá dejó a las pollas con más brillo que una cubertería nueva de plata de ley, luego se sube a cabalgar y no veáis como gime esta zorra arriba y abajo, yendo y viniendo con esos pitos erectos que le dan un placer máximo, sólo tenéis que ver sus caras de gusto extremo.

Es una escena que os va a gustar, os va a dar para un pajote haciendo que la leche os salga a chorros de la punta de la polla, igual que le pasó a estos dos mozos, que no pudieron más y derramaron su leche del amor en la boca de Mia Black que estaba a tope de cachonda, si os fijáis en su chocho todavía chorreaba de placer. 

Una primera vez increíble donde Mia demuestra que tenía más ganas casi que los tíos de comérselos enteros, en una escena increíble con un morbazo tremendo, si tenéis en cuenta que es su primera vez, os vais a correr como cabrones con esta escena.

Escenas así las hay a montones en Putalocura con una calidad altísima, por muy poco, menos de lo que vale un café al día las tienes para ti y las disfrutas como y cuando quieras, sobretodo en la intimidad y te pajeas a gusto.