¡Joder! Si está claro que el que esté libre de pecado, que tire la primera piedra, pero es que en el Colegio Mayor del Padre Damián, si andas cerca te apedrean hasta el fin, no hay uno que se salve ¡coño! Esta vez es el bedel, que con el sobrino de Damián, tenían fichada a una joven que les ponía locos, y se la camelan. El pifostio que montan para follársela la verdad es que es tremendo, se lo han currado y al final, pues ¡se la follan! Un polvo tremendo con esta rubia de mamellas espectaculares, con un par de pollas que no la dejan descansar.