Es como meterte en casa de los demás y ver, con todo el morbazo, a lo mirón como follan. Es una juerga la serie de parejitas, porque vienen parejas reales, que follan con toda su alma, como si estuviera en casa y se disfruta muchísimo. Es tremendo ser espectadores de esto, de ver como una pareja, que se tiene confianza, que se tiene medida se follan, en vez de en casa, en tu pantalla. Se pegan una follada tremenda, hacen varias posturas y la parienta al final se traga toda la lefa y no deja ni una gota. ¡Barbi y Charles se pegan un polvazo tremendo!