Estos dos mochuelos, venían a hacer Parejitas con mucha vergüenza, muy muy cortados, pero la cosa se caldea un poco, por lo visto a Geomara le gusta comer polla y se pone cachonda cuando se come la de su novio, este de regalo de vuelta le come el pepe, se lo deja fino y chorreando y la cosa ya sea caldea rápido, se pegan un polvazo de cojones que tiembla hasta la habitación, ella está muy buena, tiene un chocho tragón delicioso, al final se come toda la corridita de su novio, calentita, sin dejar ni gota y le pega un buen repaso a toda la polla, buena follada…