Y se fue la Navidad

0
991

Y por fin se acabaron las comidas pantagruélicas, los regalos, las chapas de familiares pelmas, los petardos, el calor de la calefacción de la casa de tus padres que siempre está a tope, y las felicitaciones coñazo.

Cada vez odio más las Navidades. No las aguanto, intento no ver nada la tele para no contagiarme de los mensajes de amor y felicidad falsos como euros de madera. Y no felicito a nadie. Me parece un coñazo que me feliciten por algo que no he hecho, asi que yo tampoco lo hago. No canso ni aburro a nadie. Y cuando me felicitan contesto con un escueto “igualmente”. Argh que brasa con los memes y fotos por Whatsapp!

Las cenas y comida de empresa y familiares. Es un sinvivir. Es un no parar de comer a lo bestia, y yo, que no tengo ningún control ante un plato rico de comida, pues venga, a tope ahí. Sin control Estas navidades no he parado de comer como un cerdo, tremenda la cosa.

Y ¿qué me decís de los petardos?, las bromitas de los petardos les hace gracia a quien tira los petardos, no a quien los recibe. Y sino, mirad estos videos y ya me decís.

Puta Navidad