Las niñas se hacen fotos como putas

22
1183

Esto es lo que acaba de decir el magistrado juez de menores Emilio Calatayud en TVE. Y yo no puedo estar más de acuerdo con él. “Las niñas se hacen fotos como putas”. Y no solo fotos, también vídeos. Es entrar en Instagram y flipar en colores viendo niñas de 13-15 años moviendo el culo, contorneándose y provocando al macho como auténticas putillas. No me vale que digan que si no te gusta no mires, no me vale que no les afecte que les llamen putas, no me vale que “hacen lo que quieren con su cuerpo y el problema lo tienes tú”. Ponte a hacer eso en la calle a ver qué pasaría.

Ya lo advertí en un artículo hace poco, que Instagram se está convirtiendo en un Casa Putas. Y que aquí nadie dice nada. Y la cosa es bastante grave porque hay menores de por medio, y últimamente, es decir la palabra menor, y es como mentar al diablo. Todo el mundo se revoluciona y monta la de Dios es Cristo en cero coma.

Ahora parece que quieren matar al mensajero y no al mensaje. Este hombre, que se dedica a ser juez, debe de estar hasta los cojones de recibir denuncias de niñatas que se quejan que las insultan en la redes sociales y les llaman putas. Este hombre debe de estar harto de aguantar tanta mierda que le quita tanto tiempo. Este hombre, juez de profesión, ha explotado y ha dicho lo que todos pensamos, que las chicas últimamente en Instagram se hacen fotos como putas. Y yo le doy la razón. Porque lo veo todos los días. Me da igual que la expresión sea poco ortodoxa, y que sea un poco asusta viejas, pero es la puta realidad. Y en ese mundo tan pacato e hipócrita como es la televisión, eso suena a patada en la boca, normal que se le echen encima, son una panda de hipócritas que lo que hace una mano no mira lo que hace la otra.

Y luego está Twitter, tan lleno de pesados y atontolinaos. Ellos pueden decir mamarrachadas y un montón de insultos, pero si alguien utiliza ese tipo de vocabulario, ya todos se convierten en castos y puros y se le echan encima. Cuánta hipocresía hay en esta sociedad.

Y cuánto padre hay que no se entera lo que hace su hijita con el móvil. Ayer mismo, entré en un directo en Instagram de una chica de 15 años que no paraba de mover el culo y solo comentaban tíos. Está claro por qué los tíos siguen a estas tías. ¿Os imagináis que en los recreos del instituto hubiese niñas que los servicios se pusieron a mover el culo y a posar en ropa interior? Cuánto duraría el colegio abierto?. Sería todo un escándalo. En cambio, lo hacen en Instagram ante miles de personas, y aquí no pasa nada. Este es el grandísimo absurdo en el que vivimos. Si en un colegio estas niñas hicieron en el recreo lo que hacen en su casa delante del móvil, ese colegio saldría en todos los medios de comunicación y echarían al director. En cambio, nadie echa el director de Instagram. Esta es la sociedad hipócrita en la que estamos, por si no te habías enterado.