Así decidí meterme en el porno

0
3824

Corría el año 1999 y yo tenía una web de artículos y paridas. Se llamaba Putalocura.com y era de los pocos portales donde se hablaba de frikadas y cochinadas varias en aquellos tiempos. Un día me propuse vencer mis miedos y decidí dar el salto: sería actor y director porno.

Una pelicula provocó en mi que me decidiera a cambiar mi vida: Boogie Nights. La historia de un actor porno norteamericano en los 70. Allí me fijé en dos cosas: que el actor se hinchaba a follar con chicas guapísimas, y que el productor porno vivía en una lujosa villa.

Yo quería ser las dos cosas, actor (para follar) y director (para ganar pasta).

En este artículo que rescato de los inicios de la web, dejo bien claro mis miedos e inseguridades, y lo que creía que era todo este mundo, que en parte fue lo que pensé desde el principio: tener mucho dinero y follar mucho. Pero me subestimé a mi como actor porno creyendo que no daría la talla. En aquella época no existían milagrosas viagras y los que hacían porno tenían que excitarse de verdad. Old School.

Aquí tenéis este documento histórico justo unos días antes de decidirme, con 30 años, a meterme de lleno en el negocio del porno. Nunca es tarde si la dicha es buena:

¿Por que me voy a meter a actor porno?


Han sido años de dudas, de pensármelo mucho, y por fin me he decidido. Me voy a meter a actor porno

. Desde siempre he consumido peliculas y revistas porno, en todas las ocasiones he deseado ser el protagonista de esas bacanales llenas de mujeres formidables. 
Siempre he deseado ser actor porno, pero algo me frenaba.
 Ese “algo” era sobre todo “el qué dirán los demás” y el pudor a que vieran mi cuerpo desnudo.

 !Qué diría mi familia si me vieran saltando encima de una jaca!, 
!qué dirían mis amigos si vieran mi culo peludo en la tele!, 
!qué les dirían a mis inmaculadas, castas y puras hermanas por la calle los desconocidos!, 
!qué dirían los curas de mi colegio!

Un universo de dudas y un quebradero de cabeza continuo. 
¿Y si algún dia me enamorara de alguien?

-Lo siento Torbe, no te puedo amar, porque eres actor porno y mañana estarás con otra- me dirían algunas…


Y lo peor vendría después, cuando ya a una determinada edad, toda España me señalaría por la calle:

-mira, el del porno!

! Qué dirían mis propios hijos y los hijos de los demás al verme!?
! Con qué cara mi amantísima esposa me miraría?!

Porque hacer porno es pecaminoso, si, pero ignominioso es hacerlo con este instrumento que me ha dado Dios Misericordioso, un pene de 14 cm tamaño estandar, de andar por casa, pequeñito y peleón

-mira, el de la picha pequeña

Al lado de pollones como los de Rocco de 24 cms o de Peter North…. hay poco que decir, pocos argumentos que debatir. 
Ahí esta la muestra, ahí esta la realidad, ante toda España, ante todo el mundo. Es una miniatura, como de juguete comparado con la de esos monstruos.

Así que, imaginaos qué dilema. ¿me meto o no me meto a hacer pornete?… pero si a mi me gusta mucho, tengo cantidades industriales de pornete en mi casa, conozco a todo actor-actriz del mundillo, sé hacer cortos, es decir, podría dirigir alguna peliculilla… una version porno de Pito de Oro molaria…:)

Otra de las cosas que me atormentaban sobremanera era el aguantar como un jabato delante de la camara. Preguntando a actores, descubrí que no había milagros ni pócimas secretas, la mayoría son gente como yo, que aman su profesion, les encanta el sexo, lo viven. Es por eso, que esta “profesión” está hecha para mi, pero…. ¿mantendría mi erección? llegaría a correrme cuando el dire me lo pidiese?

Numerosos experimentos con putillas y novias cochinas lo atestiguan. 
Puedo, I can. 
joder, alguna ventaja tendría que tener mi pilila, no? Las visitas a los clubs de intercambio, y las orgias en las que he asistido, me han demostrado que ahí no pasa nada, que la vela aguanta y que todo esta controlado, asi que, si todo funciona perfectamente, si no tengo rubor de que la gente me vea en bolas, si no me pongo nervioso, si la vida es bella, pues, por qué no meterme a saco en el porno? por qué no hacer peliculas cochinas, de esas que tanto me gustan y me ponen?
 Ah, qué placer! llevar a cabo todas mis fantasías en video…

La primera vez que vi como era un rodaje fue cuando dirigí una pelicula porno, el año pasado, en San Sebastián. Allí conocí al mismísimo Roberto Malone y a unos cuantos integrantes de los actores-actrices españoles más importantes de los últimos años. Enseguida vi que eso estaba hecho para mi
. El problema que había por entonces eran los productores, una pareja de advenedizos que no tenían ni puta idea de nada. Así les ha ido que aún no han sacado la peli, el resto fue una experiencia alucinante.

Pasó el tiempo, yo me fui haciendo mis contactos, conocí gente y al cabo de un tiempo acabé en otro rodaje, el del director Narcis Bosch, novio de Cynthia Brons, un tío estupendo que me permitió aparecer en una escenita muy divertida de su último film (que presentara en el proximo Festival Porno de Barcelona)


Allí me quedé con ganas de meterla y demostrar que yo tambien valía, pero tuvo que ser más tarde, con la empresa Fisgon Club, donde hice mi primera escenita completa. El título de la escena era “a la chica de servicio se la tiran con oficio” y lo hice con una amiguita que tenia yo por aquí. La escena no es una maravilla, es la primera que hacía y estaba algo nervi al principio (es normal) pero fue una experiencia muy interesante y excitante el verme en bolas. El guión es caspa pura, tuvimos que improvisarlo porque me iba a Barcelona al dia siguiente, pero resultó simpático.

 

 

Despues vino otro rodaje, de un director novel, Ramiro Lapiedra (con el que compartí cartel en el DVD de Fisgón Club). Mi escena en su pelicula de nombre “La Mujer Pantera” consistía en formar parte, junto a otros cuantos jovenes ataviados con caretas, de un gang bang y hacer guarreridas a una joven que iba de caperucita roja.


Esta escena no fue del todo agradable, por el frío que hacía, por la multitud que había observando la escena, y porque ese rodaje fue un poquito caos. Pero aún así, salí airoso.

Ahora se presentan un monton de proyectos y nuevas películas ante mi, como actor y como director. Incluso de la misma casa Private. Y es que esto ya se sabe, es como el fútbol, no puedes entrenar un equipo si no has sido antes futbolista, salvo Benito Floro, pero Floros hay uno y floreros muchos, asi que a probar, que en esta vida torbellinesca, hay que probarlo todo
.

Volviendo al principio del articulo, si he decidido meterme en el porno ha sido por varias razones.
 Que son,

– porque no estoy enamorado de ninguna chica por ahora,

– porque a mi familia le hace gracia que me dedique al porno, (desde hace tiempo dicen que estoy loco y que no tengo cura, asi que…),

– porque antes de cada escena rezo mis oraciones y doy gracias a Dios por los alimentos que voy a tomar (asi los curillas estan tranquilos conmigo y ven que sigo siendo un buen feligres)

– y lo mas importante, porque me da igual lo que digan de mi y de mi culo pirulo. Todos somos iguales, todos tenemos colita y todos follamos lo que podemos, y… qué bonito es el sexo, que agrada a tantas personas y no hace daño a nadie

.

Pues eso, que he dado un pequeño paso en mi vida, pero un gran paso en la historia de la humanidad

.
Con vosotros, el actor porno con el pito mas pequeño del mundo:
Torbellino.”