No se puede estar siempre mirando atrás

0
5039

Comienza la nueva etapa de PutaLocura. Me mudo a unas nuevas oficinas de 800 m² donde por fin realizaré unos cuantos proyectos que quería hacer desde hace mucho tiempo.

Abril de 2018. Justo 15 años después de haber venido a la capital, aquí sigo resurgiendo como el ave fénix de sus cenizas. Pocos pueden decir que lleven tanto tiempo en el negocio del porno como yo. He visto tanta gente nacer y morir, que me parece inaudito que yo siga todavía aquí, sobre todo después de la que me hicieron.

Y a eso me refiero en el título de este artículo, no se puede estar toda la vida mirando atrás y quejándose de la mala suerte. Hay que mirar hacia delante y olvidar esa desastrosa injusticia, porque si, yo creo totalmente en mi inocencia y algún día la justicia me dará la razón.

Inicio una nueva etapa con muchísima ilusión y gran optimismo. Ese optimismo que llevo dentro desde siempre y que me ayuda a seguir adelante. Disfruto mucho con mi trabajo, esa es la clave por la que creo que yo sigo aquí. El día que deje de hacerlo, desapareceré.

Sé que soy un poco petardo, hablando de estas cosas, pero es lo que siento y decirlas a los cuatro vientos me hace sentir mucho mejor. Tengo muchas ganas de que se solucionen algunos problemas para poder emprender todos los proyectos de una vez. El camino no es nada fácil y si hay tan poca gente haciendo lo que yo hago es por algo.

Es importante asentarse en un lugar donde te deje poder crecer. Y creo que las nuevas oficinas son la semilla adecuada para poder hacer algo grande. Y como no quiero ser un pesado, no voy a decir nada de las cosas que quiero hacer, directamente lo veréis vosotros mismos cada día que pase. Así que, larga vida a Torbe y su puta locura. Lo mejor está aún por venir!