Los premios llegaron tarde

4
509

Yo empecé en el porno aproximadamente un 25 de mayo del año 2000, día de mi cumpleaños, y en todo este tiempo el denominador común siempre ha sido el hacer siempre lo que he querido, por no tener nunca ningún jefe, y el ser el apestado del porno. Los productores porno que llevaban antes que yo mucho más tiempo, no entendían que mi porno tuviera tanto éxito y eso les molestaba enormemente porque según ellos ver a un gordo haciendo el subnormal mientras follaba les desprestigiaba.

Eso les perturbaba mucho y como no podían quitarme de enmedio, hablaban siempre muy mal de mí a mis espaldas, con la intención de que nadie se me acercara. Recuerdo como venían algunas actrices valientes y me decían:

– pues la verdad rodar contigo ha sido muy guay, eres muy simpático y educado, y me has tratado muy bien. No sabes la de cosas horribles que me han contado de tí, y para nada es verdad.

Esas cosas horribles venían sobre todo de la competencia o de gente que no entendía mi éxito. En todos estos años he tenido que luchar, como una añadido extra, contra toda la mala prensa, los bulos y las mentiras que se han vertido sobre mí.

Aqui con Lucia y Ramiro Lapiedra, en 2006. Me pidieron 50 euros que nunca me devolvieron.

No quiero ir de víctima, ni ponerme a llorar o patalear, lo hecho hecho está. Fue así, qué le vamos a hacer. De todas maneras siempre supe salir adelante, con o sin determinadas actrices. De hecho, supongo que en otras profesiones será así también.

Pero poniendome a pensar, no descarto que toda este Caso Torbe que he vivido, haya sido en realidad una operación para quitarme de enmedio definitivamente, para tumbarme, con mentiras, con todas esas acusaciones falsas y ese apocalipsis mediático. ¿Que quién lo ha hecho?. No lo sé todavia, pero seguro que finalmente se sabrá.

Yo siempre he sido un tipo que he ido a mi bola y este porno que veis lo he hecho siempre por placer, por pasármelo bien, por meterla un poquito por ahí.  Apenas me he relacionado con mis compañeros de trabajo, y he ido en contadas ocasiones al Festival Erótico de Barcelona. Lo que sí que recuerdo son las primeras veces que fui al citado festival, la ilusión que me hacía que el público me reconociera, y el pasármelo bien con alguna gente maja del porno que merecía la pena. Por esa gente fantastica, siempre deseé que se me premiara, aunque fuera con un premio menor, y que el propio festival reconociera mi labor y mi trabajo. Pero no fue así. Yo veía cómo daban premios a mis amigos y a mí nunca.


Aqui recibiendo el unico premio que me dió el Festival, premio al mejor diseño web de Putalocura. Seguían sin darme ningún premio como actor o director. No había reconocimiento.


Tuvieron que pasar 15 años para que me concedieran un premio, y claro, llegó muy tarde. Agradezco que me dieran el premio, como no, pero llegó escandalosamente tarde. Yo veía cómo daban premios a cualquier pelagatos que había hecho dos películas, y yo que seguía ahí, día a día, año a año, haciendo porno, el reconocimiento del sector en forma de premios nunca llegaba.

Hasta que en 2015 la tortilla dió por fín la vuelta y recibí el premio honorífico a toda una carrera y premio a la mejor web. No uno, sino dos premios de golpe. Y no se si fue por un artículo que escribí hace tiempo en blog quejándome de aquella oportunidad real de ganar algo en 2006 y que nunca llegó a ser.

La vida es así de injusta, todo llega tarde, a destiempo, y cuando ya no hace la misma ilusión. Qué le vamos a hacer.

De todas maneras yo sigo aquí, y seguiré por mucho tiempo, aunque me hayan dado el premio honorífico que se suele dar cuando uno ya termina su carrera. No tengo intención de dejar este mundo del porno, porque me divierte, y me hace ganar un dinero que me hace ser totalmente independiente.

No sé qué van a tener que hacer ahora para seguir jodiéndome la marrana, porque lo de hablar mal de mi creo que ya no surte efecto. Es ya una tendencia hablar de mi mal, jaja. En fin, que me va muy bien ahora, y fuera tensiones, agobios y estreses varios. A disfrutar de la vida que son dos dias.

La mejor noticia de todas es que he retomado la ilusión por mi trabajo, y aquí me tenéis de nuevo dispuesto a darlo todo!.