Reflexiones sobre mis 9 meses libre

17
413

Se cumplen nueve meses desde que me sacaron de la cárcel. Aunque haya gente que siga creyendo que sigo en la cárcel, salí hace ya 9 meses. Y estos nueve meses han sido igualito que un parto.

Los últimos días en la cárcel fueron bastante tensos porque mis abogados me decían que mi salida era inminente, pero ésta nunca llegaba a suceder, y eso provocaba en mi estados de ánimo subidónes y bajones continuos.

Recuerdo esos días como unos días bastante moviditos, y muy tensos. Un mes antes, todo indicaba a que iba a salir, pero eso finalmente no sucedió. Yo ya me veía fuera de la cárcel pero en el último momento me quedé. El bajón fue tremendo y lo pasé tan mal que nunca más me hice ilusiones. Así que, cuando mi salida estaba cerca, yo me convencía a mí mismo de que al final todo se iba a quedar en nada, y que iba a seguir mucho más tiempo en la cárcel.

Pero por fin llegó ese día, tan señalado y esperado. Y por fin pude salir. No tenía casa, no tenía oficina, y todos mis enseres estaban en un guardamuebles. No tenía móvil, ni ordenador, ni discos duros, ni trabajadores.

Tuve que pedir prestado dinero a amigos y familiares para poder salir adelante y todo fue muy lento y muy doloroso, igual que un parto.

Dos meses después, cuando ya por fin pude conseguir una casa tras muchos problemas y complicaciones, (porque era enterarse la dueña de que iba a alquilar un piso a Torbe y automáticamente se echaban para atrás). Cuando por fin tuve ya casa y todo parecía que era el momento idóneo para levantar, surgen problemas en la relación con mi novia, y decido dejarla por incompatibilidad de caracteres. Alguien en quien yo creía que podía aferrarme para salir adelante, me hace ver que no es así, y llena mi vida de estúpidos problemas y conflictos varios que provoca en mí que la deje para siempre..

El resto de los meses han sido una lucha diaria para sacar adelante este negocio e intentar volver a donde estaba. En este camino me he encontrado con numerosos problemas, entre ellos un supuesto socio que vino con muchas ganas de hacer cosas, pero que la fuerza se le fue por la boca y que finalmente resultó ser un desequilibrado mental. Algún día hablaré sobre este personaje que me hizo perder tanto tiempo.

En estos nueve meses me han pasado muchas cosas. Mi vida ha sido un sin vivir, y es que aunque no lo quiera, los problemas y las situaciones surrealistas venían a mí sin parar.

Por suerte, el negocio sigue viento en popa y me da para pagar todos mis gastos. Sólo deseo que termine de una vez esta encerrona que me han hecho, con denuncias falsas y demás calumnias. Está claro que este hecho ha sido un antes y un después en mi vida, y yo solo sé sacarle cosas positivas. Me he dado cuenta de tantísimas cosas que estaba haciendo mal, que en el fondo agradezco todo esto que me ha pasado. Si no me llega a pasar, nunca me hubiera dado cuenta. Ese dicho de no hay mal que por bien no venga, adquiere todo el significado del mundo después de echar la vista atrás y observar cómo estaba y como estoy ahora..

Y ya sólo me queda decir que estoy más activo que nunca, que he recuperado esta web, que pronto veréis muchas novedades y que sigo con la misma filosofía de vida de cuando empecé:

Hago todo esto para divertirme y que os divirtáis vosotros. Sin ninguna presión, sin ningún objetivo especial.

Nunca busqué la fama, todo esto siempre lo hecho para divertirme y pasarlo bien. La fama solo trae problemas y muchos pesados, que vienen a ver si pueden sacar algo. Todo esto ya ha cambiado. Vuelvo a los orígenes, a ser yo mismo, espero que todos vosotros sigáis aquí conmigo porque auguro muchas sorpresas.

Un fuerte abrazo a todos los que creéis en mí, entre toda esta adversidad y esta notoria caza de brujas. No podrán conmigo.