Torbe en Tailandia: como esta el puterio, oiga

0
335

Venir a Tailandia y no irse de putas es como ir a Paris y no subirse en la Torre Eiffel. El pais de la sonrisa tiene un sistema muy estudiado para sacarte la leche y quedarte como un señor. Por un lado estan los masajes, que pueden ser el tipico con final feliz (pajilla al terminar) o sin final feliz. Por otro los famoso body body, que te echan de espuma todo el cuerpo y la tia se frota contigo. Y despues esta el simple y llano polvete de toda la vida. En todos, la tia suele chupartela sin tu decirle nada, y te lo hacen pasar muy bien.

En la foto que veis ahi arriba, aparezco con un buen numero de señoritas a mi vera verdadera. Estoy en el Puticlub Alaina, y eso es un puto vergel de tias. En esos bancos blancos se sientan las mozas y tu haces lo propio justo delante de ellas. Tan solo hay unas miraditas y pasado un tiempo, eliges la chica que mas te gusta. Asi de sencillo. Puedes estar comiendo o bebiendo mientras las miras, o mientras hablas con ella. Aqui el tiempo es una medida que no se tiene apenas en cuenta. La cuestion es que lo pases bien.

Mirar detras mio la magnitud del edificio, es de locos, parece un psiquiatrico de la era comunista

El Puticlub este tiene unas 100 chicas, lo digo porque siempre que he venido, he visto tias diferentes. Hay dos sitios de bancos blancos donde se ponen las chicas, todas tienen diferentes precios. Lo de los precios es algo a tener en cuenta. Lo tienen estudiado de puta madre. La tia que tiene mucho exito y la llaman mucho, le suben el precio, y la chica que no trabaja mucho, la ponen mas barata. De esa manera todos ganan, y la que gana, gana mas. Hay 5 tarifas de polvo, me parece muy inteligente por su parte hacer eso, asi ninguna se mosquea de que una trabaje mas y quite el trabajo a las demas. Veis la chapita que tienen ellas con un numero y una letra? la letra es el nivel que tiene, el numero, para poder identificarla.

El edificio es como una escuela enorme, o instituto, un bloque de 5 plantas y 300 habitaciones, es algo descomunal. Jamas he visto un puti tan grande en mi vida, y mira que he visto unos cuantos… Me hace mucha gracia esos periodistillas de tres al cuarto que van a Tailandia a hacer reportajes sesgados y manipulados, diciendo que son esclavas del sexo y bla bla. No es verdad, yo, que lo he visto con mis propios ojos, tengo que decir que esto es un negocio para todo el mundo, empezando por las chicas, que ganan en una hora, lo que ganarian en una semana de intenso trabajo recogiendo arroz en el campo. Ademas, si esto fuera tan terrible, no estaria el negocio en una de las calles mas transitadas, ni habria media docena de locales como estos al lado.

El puterio es otra forma de vida, donde alquilas tu cuerpo para dar placer a otro. En la mayoria de trabajos “alquilamos” partes del cuerpo para sacar un beneficio, las manos el pastelero, las piernas la azafata, etc. Aqui se alquila el chocho un ratito, y el beneficio es muy grande comparado con otros trabajos. Por eso defenderé siempre la prostitucion, porque es un acuerdo entre dos adultos, con pleno convencimiento, donde ambos buscan algo. Se ve en el reino animal este tipo de acuerdos, entre los chimpances y otras especies. Aqui lo que lo ha jodido todo ha sido la religion, que ha intentado crear un problema donde no lo hay. Pero no voy a brasearos con esas cosas, porque dudo que aqui entren a esta web feminazis con la cabeza hueca en busca de bronca. Voy a contaros como esta el temario por alli.

Usualmente, un polvo viene a costar entre 2000-3000 bahts, que son unos 50- 75 euros. Te dan hora y media aprox para que te derrames, y entra un baño en bañera, donde la tia te baña y te echa jabon por todos los lados de tu cuerpo. Hay tias que se tiran la vida con el masajito, yo soy mas de follar. Te puedes encontrar de todo, pero la mayoria son unas vagas de puta madre que quieren que te corras pronto, y la excusa que ponen es que estan cansadas. Es normal, el sindrome puticlub es lo que tiene, que quieren salir rapido para conseguir otro cliente, y seguir ganando dinero. Adoran los clientes que se corren en 3 minutos, eso indica caja, y mas tiempo para buscar otros.

Nosotros, los tios, somos para ellas billetitos, nada mas. Nos ven como una manera de conseguir pasta. El disfrute del sexo nos lo quedamos nosotros, ellas  no suelen disfrutar, aunque hay excepciones. Me hace gracia observarlas mientras copulo, tienen la mirada perdida en el horizonte, pensando en sus cosillas, en la lista de la compra o yo que se. A mi, sinceramente, me da un poco igual, yo lo que busco en esto es que mi jilguero encuentre su nido, el resto es melifluo e intrascendente.

 

Si, soy feliz metiendola en estas bellas thais, y he llegado a un punto en que me la sopla los juicios de valor de la gente. Si vinierais aqui y vierais los millones que mueve el puterio en este pais, os preguntariais muchas cosas. La primera pregunta que me hago es, como en España, siendo un pais tan importante turisticamente hablando, no esta mas explotado el rollo puterio fino. Si, hay clubes, pisos y en la calle, pero coño, es que vienes aqui, y es otra historia. Hay clubes donde hay un jacuzzi lleno de tias en bolas echandose espuma, y unas 40 tias en pelotas bailando en barras. Otro mundo. Nada que ver con el triste espectaculo que hay en los clubes españoles con tias aburridas mirando su movil o hablando una con otra. Aqui todas hablan con todo el mundo, y estan las famosas MamaSan que se encarga de que todo este correcto.

Los thais saben que el sexo mueve mucho dinero y actuan en consecuencia. Estan a años luz de nosotros, los españolitos del pincho de tortilla y el polvo salchichero de 50 euros veinte minutos. Esta claro, hay que salir del pais para ver como se lo montan en otros lares. Seguiré contando mis andanzas por aqui, que aun queda tela por cortar, yo, de mientras, seguiré metiendo la puntita en estas bellas thais. Estan tan buenas, y me ponen tan burro, que estoy cincelandome a dos por dia. Y sin pastillas ni ostias, placer por placer. Menudas navidades mas buenas jaja, asi se celebran las cosas, coño! jaja