La ignorancia no es atrevida, la curiosidad, si

videoarte31

Yo tenia 18 años. Queria ser director de cine. Un dia, vi un pasquin en la pared de una calle que decia “cursos de video”. Alli fui. Mis generosos padres me pagaron el curso.

Éramos unas 5 personas. Todo bien. Aparece un menda que empieza a explicar como funciona un grabador de video. Despues, coge una camara y nos explica como es, por dentro y por fuera. Coñazo, me empiezo a aburrir. Donde está la creatividad, la imaginacion, que luego hace crear las peliculas?

Le digo que nos enseñe algo de video, algo que haga hecho. Me erijo en portavoz de los 5 aprendices. Tras insistir, al final me pone un video, que todos vemos con gran expectacion y mucha curiosidad. Yo, al menos. Y que es lo que ven mis ojos? ven un sinsentido acojonante, una sucesion de imagenes que no cuentan absolutamente nada. El tio nos habia puesto una pieza de videoarte!. Para los que no sepan en que consiste eso, aqui os pongo una pieza hecha en 1998. No he encontrado nada de 1988, que es cuando yo tenia 18 años, pero mas o menos podria ser algo muy parecido. Todos los videos de videoarte se caracterizaban por entonces en que todos eran iguales, imagenes y sonidos porque si.

Mientras todos los alumnos veiamos esa pieza de video, nos mirabamos como diciendo, que cojones es esto?. Yo, ademas, me hacia muchas mas preguntas, como por ejemplo, este tio que ha hecho esto nos va a enseñar algo?

Se termina el video, que resulta ser un video hecho por el profesor, y yo no puedo aguantar mas, y le suelto:

– yo me esperaba otra cosa, la verdad, esto parece que lo haya hecho un niño de 12 años, vamos, que cualquiera lo puede hacer, es una chica bañandose en la playa, poco mas. Donde esta aqui el cine, una historia? que es esto?

Y es entonces cuando me suelta el profesor:

– bueno, antes que nada, la ignorancia es atrevida. Esto es una pieza de arte que bla bla bla…

Me habia llamado ignorante en mi puta cara, delante de todo el mundo. Yo, que por entonces era bastante orgulloso, le contesté metiendole mas caña a su ponzoñosa obra y carente de cualquier interes, y alli nos pusimos a discutir los dos. El resto de los dias del curso dejé de ir. Ya habia tenido bastante con ese soplapollas que no sabia aceptar ninguna critica, y que encima se dedicaba a insultar a quien no comulgaba con sus creaciones. Mis padres no entendian que pasaba conmigo, me pagaban un curso de video para luego no ir el segundo dia.

Y no, la ignorancia no es atrevida, lo que es atrevido es el afan de conocer mas, de preguntarse cosas, de saber mas. El que es curioso opina, pregunta, se moja, el que es un ignorante, deja pasar el tiempo y todo le da igual.