Dead Rising 2 y Kane & Lynch 2

0
119

Es alucinante como te puede atrapar un videojuego, de hecho llevo unos dias enganchadisimo a dos videjuegos miticos: Dead Rising 2 y Kane & Lynch 2.

dead-rising-2-screenshot-big2

Te puedes tirar horas y horas jugando, metidisimo en el juego y sin querer saber absolutamente nada del mundo exterior. Es en estos momentos cuando entiendo a los hikikomoris, a esos japos que un dia deciden encerrarse en sus habitaciones parar pasarse la vida jugando, aislados de la sociedad. Yo tengo etapas asi, y la verdad es que cuando sales de tu habitación, despues de no se cuantas horas, es como si te hubiesen parido de nuevo. Te metes tanto en el personaje que incluso olvidas tu identidad, por un momento puedes ser un exterminador de zombies o un traficante de drogaina en busca y captura… No es maravilloso?

kane-and-lynch-dead-men-1208

Dead Rising 2 salió hace muy poquito y esta triunfando como la Coca Cola. A diferencia del primer Dead Rising, esta segunda entrega tiene mejor aspecto grafico, ofrece mas posibilidades de juego añadiendo un par de opciones multijugador y, si ya en el primero tenias la posibilidad de usar un sinfin de armas absurdas, fliparas con la de objetos que puedes usar ahora para acabar con los zombies.

Con Kane & Lynch 2 he alucinado, visualmente es muy innovador, pero una de las cosas que mas me gusta del juego es la relacion que tienen los dos protagonistas. Lejos de ser hamijos, los dos antiheroes se llevan como el puto culo y casi no se aguantan entre ellos.

Hay gente a la que no le ha gustado el argumento, pero a mi personalmente me ha molado mucho, sobre todo por el escenario en el que se desenvuelve la historia, un Shanghai ultraviolento en el que los dos protas se vuelven a encontrar para hacer negocios y se lia la de Dios.

En fin, que estos dos juegos son la maxima viciada y que vuestro Tito Torbe os recomienda para que paseis las horas haciendo el golfo por Shanghai o matando zombies como desquiciados mentales que sois. Ya me contareis si os han gustado!