Este blog lo hago porque me apetece. No recibo nada de dinero a cambio. Veis algo de publicidad? no. Aquí os cuento por qué no dejo el blog.

Es ponerme a escribir, con la música a tope, y es revivir tantos momentos con vosotros, a través de este blog… Este lugar ha sido mi confesionario, mi hamijo al que contar todo lo que me pasa. Bien es cierto que ya no cuento tanto como antes, porque la vida me ha convertido en un descreído.

A veces escribo más y otras veces menos, pero nunca dejo el blog. Porque el blog es parte de mi mismo, y dejarlo iría en contra de mis principios. Si os dais cuenta, este blog es la continuación natural de aquella Putalocura incipiente, donde todo era texto, artículos, entrevistas, reportajes fotográficos, y muchas partes de mi vida. Es por eso que no puede morir porque eso significaría un cambio radical en mi vida, como cuando me metieron preso, que fuerzas mayores impidieron que pudiera seguir actualizandolo.

Es muy curioso como surgió este blog. Nació porque tuve un webmaster que tenía por entonces no supo hacerme en Putalocura un editor de textos parecido a WordPress. Era tan horroroso el que tenía en PutaLocura que cada vez me apetecía menos escribir en él. Así que le dije: bueno, vamos a utilizar eso nuevo que ha salido que se llama WordPress y haré allí el blog de PutaLocura. Y así fue, creo que fui de los primeros en usar ese editor de textos online que luego se convertiría en el más usado para hacer blogs. Y así el legado de Putalocura.com Blog pasó a Torbe.es Blog, un sitio donde contar mis neuras, sacar fotos de las actrices y tener un trato más cercano con todos mis fans. Y así ha sido durante estos últimos 14 años. Que se dice pronto, pero este blog lleva 14 años online. Esto es perseverancia.

Hay veces que he actualizado esta página todos los días, y otras veces tan solo doce veces al mes. Con frio y con calor, con los brazos sudados rodando por la mesa. Todo depende del estado de ánimo en el que me encuentre y lo liado que esté. Por ejemplo, estos últimos tres meses me he dedicado a terminar el libro de las memorias de la cárcel y apenas me han quedado ganas de escribir más. No obstante aquí estoy, aquí me tenéis. Y debéis de tener muy claro que este blog lo hago porque me apetece, como se hacían antes las cosas, sin ánimo de lucro y por amor al arte. Este blog no tiene nada de publicidad por ningún lado y así seguirá durante el tiempo que haga falta. Ahora que no tengo redes sociales, me gusta estar en contacto con vosotros por aquí. 

Espero que os haya gustado este pequeño cambio de diseño del blog. Ahora está todo mucho más claro y se ve mucho mejor. Y si queréis trastear por las entradas antiguas, hacedlo desde aquí, le das al menú de arriba de la derecha y buscáis la fecha. A disfrutarlo, hay auténticas maravillas por ahí