María Sablazo viene con ganas, tras estos años, la fama me precede hamijos, y son muchas chicas las que me llaman para hacer realidad sus fantasías sexuales, soy una persona cercana, es fácil contactarme y hay muchas chicas que les apetece probar este mundo ¡pues vamos al lío!

Esta toledana, hacer honor a su apellido y está más buena, dura y prieta que el acero toledano con el que se hacen sus mejores sables, y se llama sablazo porque cuando te pilla la polla, te la podría arrancar con el ímpetu de un espadazo.

Pero ojo que María Sablazo es una fiera, lo disfruta muchísimo y podéis ver como se corre, de verdad, porque eso se ve en cada fibra de su ser, y como me pone que se corran mientras estoy metiendo, me la pone más dura si cabe y disfrutamos los dos muchísimo más. Pero, ¿cómo no voy a disfrutar con ese cuerpo? ¿Habéis visto bien? Está tremenda, tiene unas tetas de las que a mi me gustn, turgentes además bien arriba y gordas, las agarras y no te las terminas.

Por su fuera poco, el culo, que culazo, como me pone el culo, María Sablazo está para ponerla a 4 patas y correrte del gusto viendo como menea ese culazo y si puedes al tiempo ver como las tetas le rebotan con cada sacudida, sacarte la leche en esa posición y con esa imagen no tiene precio.

Le gusta follar, le gusta mucho follar porque lo disfruta de verdad, María está malita de sexitis, y su medicina es el polvo, así que vino con el Tito Torbe varias veces para recoger su medicina y siempre quiere más, ojalá tener unos años menos para cogerte a cada minuto como te mereces, pero no me puedo quejar, y aquí dejo constancia de los polvazos que le pegué por mi y por vosotros ¡disfrutad de las pajas!