Es una Putalocura, es que no hay mejor nombre para esta Santa casa, el caso es que Katy Bol, esta guarrilla latina, me escribió porque quería una escena con muchas pollas, quería pasar por esa experiencia, se la dimos, siempre estamos aquí para cumplir los deseos de féminas cachondas, y lo disfrutó de cojones, no veáis las ganas que tenía de polla, se la come como si fueran fuet y estuviera hambrienta, les falta morderlas, y el chocho mientras tanto chorreando de placer, tan cahonda está que arrima el coño a alguna polla y hasta deja que se corran dentro, una locura de escena con muchísimo morbo…