Es que con esa carita, pues normal que captara mi atención, además tiene un cuerpazo tremendo, esta es otra de esas veces en las que tuve éxito, le entro a una chiquilla por la calle y en menos que canta un gallo tiene mi lefa en la boca, es una locura, pero oye, a disfrutarlo, Niki está buenísima, podría ser tu vecina, la podrías ver paseando por Madrid, y aquí la ves follando, a saco sobre mi polla, pegando un polvo tremendo y comiéndose toda mi cremita, un disfrute tremendo estos de las Pilladas…