Empieza otro año y hago una radiografía de como me está yendo. 

Iba a titular este artículo así: «Sigo a lo mío». Con esta frase, y de esta manera tan simple y directa quería contaros lo que está pasando ahora mismo. Que me da igual lo que pase a mi alrededor, yo sigo a lo mío. Y ¿qué es lo mío? Pues el pasármelo bien. Y no se para otros, pero para mí pasármelo bien es el poder seguir haciendo lo que me gusta, sin jefes ni horarios, ni movidas y problemas que te saquen de tu día a día.

Aún hay gente que cree que sigo en la cárcel. Tócate los cojones. Fue tan brutal aquel acoso contra mi persona en 2016, que todavía, cuatro años después, la gente sigue creyendo todas esas burdas mentiras de una prensa que nunca le interesó realmente investigar y ahondar en el caso. Pero ya habrá tiempo de explicar todo lo que ha pasado cuando termine esto de una vez.

La página web va sola. Y solo me estoy quedando cada vez más en la industria del porno español. No paran de cerrar productoras que se decían ellos a sí mismos que eran los números uno, y actores que antes estaban en lo más alto, se retiran por la puerta de atrás menospreciando a los que vienen nuevos, y metiendo miedo a todo aquel que quiera ser actor porno. Que lastimosos son. Y yo sigo aquí. Y si me dieran un euro por todas las productoras y actores/actrices que han pasado en estos últimos 20 años diciendo que eran los mejores y que iban a cambiar el mundo del porno, yo ahora sería rico. La triste realidad es que el porno español se ha convertido en un erial y que tan solo ha sobrevivido el porno amateur. Yo predije hace mucho tiempo que habrá un día en que ya no habrá productoras porque todo el mundo hará porno en su casa por su cuenta. Y es que es del género tonto el no ganar dinero si tienes un cuerpo bonito. No entiendo a las chicas guapas como se meten a trabajar en sitios de mierda por un dinero de mierda, cuando con el porno, y en el sexo en general, se puede ganar tantísimo dinero en tan poco tiempo. Qué pasa? que vas a mancillar para siempre tu nombre por follar con tios (cosa que hace todo el mundo) delante de una cámara? Que estamos en 2020, cojones. A la gente se la suda lo que tú hagas con tu vida, no eres el centro del universo y todo se olvida.

Tampoco entiendo a todas esas chicas guapas que se pasan la vida en la redes sociales trabajando por unos likes. Porque dinero no ganan ni pa chicles. Lo que hace el ego hinchado, es alucinante. Venga a perder el tiempo haciéndose fotos para nada. ¿De verdad no se cansan?

En este nuevo año hay una novedad importante que os la comentaré con más detalle dentro de poco tiempo, y es que después de tantos años, Putalocura va a cambiar de diseño y de programación interna. Estrenamos nueva web en este nuevo año y espero que os guste.

Recuerdo cuando a principios de 2017 tardé tanto en sacar nuevas escenas. Estaba devastado, no sabéis lo que me costó arrancar. Pero ahora todo ha cambiado. Putalocura está en uno de los mejores momentos y tengo un montón de contenido adelantado. No hay mal que por bien no venga, y de los errores se aprende. Siguen viniendo por aquí chicas muy guapas que se atreven a hacer cosas inimaginables. Y yo seguiré con todo esto hasta que ya no pueda más o alguien me quite de aquí. O si alguien viene con mucho dinero y me compra la web. ¿Por qué no?

El hecho es que no veo el día en que me quiera retirar. Soy muy feliz haciendo sexo por dinero. Soy vuestra puta y me encanta. Y como desde hace tiempo me importa un pimiento lo que opine la gente de mí, yo sigo disfrutando de esta profesión que me ha dado dios y que me colma de felicidad. No pienso ni en el mañana, ni en formar una familia, ni en qué va a ser de mí cuando me muera, si voy a estar solo y rodeado de miseria, o rodeado de gente y dinero. Me la trae al pairo. A mí lo que me interesa es lo que voy a hacer hoy o mañana. El resto me da igual, porque no sé si yo seguiré aquí en estas condiciones físicas y mentales.

Por lo tanto, dedico mis horas a buscar lindas mujeres con las que yacer, leo buenos libros, dibujo cómics por puro placer, y veo en compañía de amigos buenas películas. Y los días pasan, y uno no se da ni cuenta. Pero si echo la vista atrás, observo que no ha sido tiempo perdido. De cada situación y momento le he sacado algo. Y de eso trata la vida, de sacarle jugo.

Entre este blog, donde cuento todo lo que me rota por la cabeza y pongo fotos de chicas guapas, y mi canal de YouTube, donde doy mi opinión sobre diferentes temas, me lo paso pipa yo solo. Mi único pecado ha sido dedicarme al porno. Eso ha provocado que los medios de comunicación me ignoren. Poco me importa, ya que no les necesito. Me gano la vida muy bien con Internet ejerciendo de puta. Y cumplo mi objetivo, que es pasármelo bien. Reconozco que antes vivía obsesionado por la imagen, pero tras esa caza de brujas y rotura total de mi imagen pública, poco se podía hacer ya. Así que he decidido dedicar más tiempo a mí y dejar ya un poquito de lado esa fiebre por intentar dar una imagen de triunfador. Todo eso son chorradas. Quebraderos de cabeza. Un juego del que nunca se sale y cada vez te exige más.

Todo está bien. Para todos aquellos que estaban preocupados por cómo me siento y como estoy, he de decir que estoy en un muy buen momento, muy creativo y con ganas de hacer muchas cosas. Dentro de poco sacaré otro libro que llevaba años escribiéndolo y que nunca me ponía para terminarlo. Me encanta terminar proyectos.

En fin, que yo sigo por aquí, y aunque no actualice el blog en días, al final siempre vuelvo. Y es que estos aspectos creativos, que son los los que os comento, son los que me impiden a veces actualizar el blog. Pero este blog es como mi hijo, siempre vuelvo a él, para contaros todo lo que le rota por la cabeza. Lo bueno y lo malo. Gracias por leerme y gracias por seguir las cosas que digo. Un fuerte abrazo a ellos y un besito en la mejilla a ellas