Esta joven venezolana de 21 años ha sorprendido a todo el mundo por su belleza y su simpatía, y se postula como uno de los grandes descubrimientos del Porno Español.

Esta fuente parece inagotable. No paro de descubrir nuevas bellezas que alimenten el Porno patrio. Son más de 1000 actrices las que han pasado por aquí ya y la cantera parece que no tiene fin. Siguen viniendo chicas que quieren hacer porno, y yo después de tantos años, he desarrollado un sexto sentido para conseguir muchas más nuevas actrices.

Esta vez es el turno de una simpática y adorable venezolana de 21 años de nombre Ana Spears, que fue pillada hace unos meses, y que desde ese día su vida ha dado un vuelco considerable. Tras ese encuentro fortuíto, le comenté la posibilidad de iniciar una carrera en el Porno, y aunque al principio lo vio con cierto recelo, empezó en una escena con Jimena Lago, y ya después vino todo lo demás.

¿Qué puedo decir de esta maravilla de mujer? Que ojalá todas las actrices fueran como ella. Una chica entregada y morbosa, que adora el sexo, que disfruta y se le nota, y que como persona es un cielo de niña.

Ana solo tiene buenas palabras hacia su madre, que la cuidó y le enseñó los valores de la vida. Dice estar muy unida a ella y dice que siempre le hizo caso en todos sus consejos. Según parece, la madre se encuentra feliz viendo cómo disfruta tanto (y hace disfrutar) en la carrera del Porno. Todo un ejemplo de cómo deberían de pensar las madres.

Solo deseamos que Ana siga con nosotros durante mucho tiempo más, y que siga bebiendo semen con esa alegría y disposición como nos tiene acostumbrados.

Aquí tenéis todas las escenas hechas por ella hasta la fecha: (y las que quedan por salir)

Pilladas

Como normalmente hago, me acerqué a esta preciosa jovencita por la calle. Le propuse trabajar en un gimnasio como entrenadora. La llevé a mis “oficinas” y entonces le comenté que los fines de semana hacíamos fiestas sexuales, a las que no puso ninguna pega. 

Ya durante la entrevista en la calle, aseguró que era una chica muy abierta, que solía hacer topless en la playa y que no le importaría que se le vieran las tetas. Con esta sugerente idea, accedió a desnudarse en privado, aunque se la vió un poco incómoda. Poco después estaba agarrándome la polla, con una sonrisa de oreja a oreja.

Sólo con un pequeño empujoncito, y algo de dinero más, accedió a chupar el jugoso caramelo que tengo entre las piernas. Tras un par de churrupaitas impresionantes, se empezó a calentar y se dejó llevar por el Tito Torbe. Ya no reía, sólo gozaba porque había desatado la perra que llevaba dentro. Cómo jugaba con su lengua, haciendo círculos con el glande, desatando su lado más golfo. Confesó que le encantaba hacer mamadas y que estaba deseando follarme.

Así que se montó encima y empezó a cabalgar, gimiendo, mientras rebotaban sus despampanantes tetas. Luego la coloqué a cuatro patas y todavía gozaba más. Se mordía los labios de puro placer y disfrutó de cada azote bien dado. Continuó la fiesta del sexo en un par de posturas más, hasta la corrida final. Pero eso lo dejo para que lo veáis en el vídeo, porque fue excitantemente morboso. Y es que a Ana Spears sólo hay una cosa que le guste más que mamar pollas: tragar el semen.

En la cama con Torbe

Como le encantó la follada que le pegué, al poco volvió para repetir. Esta vez ya se le veía más relajada y más directa, ya que tardó unos pocos segundos en desnudarse y fue totalmente sumisa, porque hacía todo lo que le pedía enseguida. Directamente fue a agarrarme la polla, a dar lametazos y a jugar con sus labios.

A esta venezolana le encanta el sexo. Lo demuestra cada vez que tiene una verga delante, cambia completamente. Se convierte en una ninfómana, que no puede parar. Pero yo me quedo con su cuerpecito. Las tetas no son demasiado grandes, pero sí son redonditas y firmes. Tiene una cintura muy bien puesta y un culazo, al que me encanta darle nalgadas. Pero lo mejor de todo su cuerpo es un coñito, bien jugoso y sonrosado, con esos labios tan hermosos, que se despliegan como una ventosa para absorber pollas. Y cómo se retuerce de placer cuando se la estimula. No podría estar más entregada.

Por supuesto después de ese momentazo empezamos a follar como locos. A Ana Spears le encanta cabalgar, saltar sobre mis caderas al tiempo que resuenan sus sonoros gemidos. Cuando la penetro a cuatro patas, o le doy caña por detrás, todavía gime más fuerte. Me encantan esos delicados suspiros… me ponen mogollón. Y así podréis disfrutar de esta joven venezolana, con su cuerpo de infarto y su vicio, con otro morboso facial. Esta vez se pringaron de su néctar preferido.

Tríos

Ana Spears tenía claro que quería ser actriz porno. Lo decidió así porque le encanta el sexo, gozaba con cada escena y no tenía problemas por ello con su familia. Por tanto, para alcanzar la fama, empezó a grabar escenas más picantes. En esta ocasión la vimos tener sexo conmigo y un chico a la vez. La hermosa niña, que vino con precioso vestido blanco, la religiosa.

Ni se lo pensó para lanzarse contra una de las vergas. Al tiempo la otra la empezó a penetrar por detrás, a cuatro patas, mientras ella seguía gozando con la boca. Luego se puso a cabalgar la muy zorra, y de nuevo se colocó al estilo perra. Como gozaba entre vergas, disfrutaba de lo lindo. Cómo se abría de piernas y dejaba que que le hiciéramos de todo. Y luego, el final colosal, como siempre. ¡Tenéis que verlo!

MiniClips

Se vio tan feliz con dos pollas para ella sóla, que pidió sumar una más a la orgía. Ya era un mini bukkake, en el que desde el principio la vimos deslizarse entre las tres pollas y empezar a hacer gozar a los tres chicos a la vez. Con una polla en cada mano, y la tercera en la boca, Ana jugaba con las vergas como una loca. Según la vemos en el vídeo, ella disfrutaba más que los chicos. ¡Qué manera de mamar, de meterse dos pollas  a la vez y de restregárselas por la cara!

Y… lo mejor estaba por llegar. Os cuento un secreto de esta perra: Cuando asistía para ver bukkakes de otras chicas, se escondía con el bol manchados de semen, para relamer lo que quedaba de ellos. Por eso sabía que estaba deseando tener un bukkake con 40 chicos, y todas estas escenas eran para prepararla. ¡Lo mejor estaba por llegar!

El Lai Nai de Torbe

También la vimos en el programa que hago en mi canal de YouTube. En esta ocasión le hice una surrealista entrevista al actor porno Pony de Bilbao, y por supuesto a Ana Spears. Ella describe algunas situaciones que le han dado en su carrera como actriz porno, y recibe algunos consejos del actor porno. 

Ana Spears & Paulita Moldes

Para alcanzar la fama, empezó a rodar escenas con gente del porno. Hizo un trío conmigo y Paulita Moldes. Una morbosa escena donde vimos los primeros lésbicos de Ana, cunnilingus, mamadas a dúo y caricias… Yo estaba que no sabía por qué agujero meterla, madre mía. Las dos mujeronas para mí solo. Tenía que follar y complacer a las dos. Y cómo se sincronizaban. ¡Es la fantasía sexual de muchos hombres!

Pero como siempre, el final no os lo podéis perder. En este caso las dos zorritas se pusieron cara con cara, esperando mi esperma. Y cómo gozaban esperando ese momento tan deseado. Se pelearon por ese glorioso líquido blanco, que vuelve locas a las chicas. Una locura de morbosidad, que no podéis dejar de ver.

Bukkake

Por fin llegó el momento más esperado. Ana Spears llegó al plató con un vestido al que se le veía todo. Con él empezó a mamar pollas como si no hubiera un mañana. Entre manoseos, pollas y azotes, la penetraron, la agarraron, la besaron… No importaba lo que le hicieran: ella era receptiva con todo y con todos.

Pero lo que más esperaba esta amante del semen, cómo no, eran los ansiados faciales. Se le vaciaron encima, uno tras otro, la pringaron y llenaron el bol. Ya sabéis lo que hizo. Algunas chicas se agobian con tantas pollas y tanto semen, pero ella parece incluso disfrutar más. ¡Menuda loba! Y menuda forma de disfrutar del bukkake. No había visto ninguna otra chica gozar tanto con esta escena.

Ana Spears & Jimena Lago

Pero por supuesto, si hubo algún punto de inflexión en su carrera, fue con Jimena Lago. Ambas rodaron juntas una escena de un trío, que pasará a los anales del porno. De nuevo me vi disfrutando frente a dos chicas para mi sólo. Pero en esta ocasión, cuando se encontraron, empezaron a enrollarse y a meterse mano entre ellas, en una imagen que no olvidaré nunca. ¡Cómo disfruté viéndolas!

Pero luego la cosa todavía mejoró más, porque empezaron a mamármela a dúo. Besitos dulces a mi glande, rozan sus lenguas, sonríen, relamen hasta los huevos… Verlas a las dos juntas fue un auténtico placer. Más cuando Jimena le comió el coño a la dulce Ana, que seguía con su cabeza hundida entre mis piernas.

Y luego a follar como monos. Volví a sentir las típicas cabalgadas de Spears, pero viendo a Lago esperar su turno ansiosa. Luego el final también es para no perdérselo, porque las dos se colocaron en fila, y jugaron a lesbianas con el semen flotando sobre ellas.

Más tríos y escenas de Ana Spears

Pero con Paulita Moldes y Jimena Lago no han sido los únicos tríos que ha hecho. También podéis disfrutar de esta preciosidad junto con Eloa Lombard, Bea y Barbie Tetona. Y más, mucho más. La vemos hacer un Glory Hole en solitario, y junto con Blanka. La vimos en la serie Cerditas con una chica nueva: Zuko. La vimos en un morboso gang bang con Blanka también. Y además tenemos más escenas donde sale ella, dos bukakes más y, por supuesto que sí, follando más veces conmigo. ¿En serio que os lo váis a perder?