Ya dicen que caminar tiene sus beneficios, a mi me gusta mucho pasear, quienes me conocéis sabéis que me pego paseos de, incluso, horas, me gusta caminar, me gusta pensar en mis cosas paseando y me gusta observar, mientras uno mira, al final acaba viendo, y con estos años de experiencia he aprendido a ver a las chicas que es posible que puedan caer en una Pilladas y pocas veces me equivoco.

Vosotros no lo veis, pero bien es cierto que a veces me pegan unos cortes tremendos, hay quien no quiere hablar conmigo, otras me conocen, charlan conmigo, pero nada más, y en cambio hay quien entra al juego y puedo desarrollar el papel que tenía pensado y jugar un poco. Es lo que pasa con Fabiola, es colombiana, que también me resulta curioso, últimamente me estoy follando una cantidad tremenda de colombianas, es increíble, y ¡que maravilloso!

No pretendía hacer spoiler, pero si, le entro en la calle, un poquito de palique, no me hace falta mucho y en nada la tengo en casa quitándose la ropa. Una vez rompes la barrera de quitarte la ropa frente a un desconocido es bastante probable que acabéis follando, Fabiola, que es una joven hermosa y con ganas de perrear, baja al pilón en nada, en pelotas, yo disfrutando de su cuerpo, me saco el rabo con un par de cojones, literalmente, y ahí lo tengo tieso viendo como esta mujer me pone sus tetas frente a mi, y ese buen culo que el señor le ha dado.

Fabiola que ve rabo enhiesto, baja a chupar con contundencia y con ganas, y que mamada más rica, la entrevista me va poniendo cachondo, los minutos pasan y me voy empalmando un poco más cada vez y que rico es, que entre tanto, se vaya caldeando el ambiente y al final te la mamen con ganas, ensalivadito y con la intención de comerte hasta los huevos que rico.

No os perdáis la follada, os va a poner palotes perdidos, Fabiola tiene el tándem perfecto, un chocho y un culo tragón, pero tragón tragón, mi polla se hunde en su coño y se pierde con unos movimientos de cadera alucinantes, que me follan vivo, Fabiola folla con ganas y con semejante culo que noto como se mueve sobre mi polla, me hace gozar muchísimo, y a juzgar por sus gemidos, Fabiola no se lo está pasando mal tampoco…

La follada es una delicia, una mañana, sin duda bien aprovechada, y Fabiola, que iba por la calle como quien va a comprar el pan, al final se lleva una lefada en toda la boca, como una buena berlina con azúcar glás por encima ¡vaya pastel!

Pajéate a gusto con todas las Pilladas de Putalocura, tienes novedades a saco todas la semanas, si haces cuentas, todos los días, y por menos de lo que te cuesta un café al día, tienes miles, ojo miles de escenas en HD que además puedes hasta descargar y quedarte para siempre, no te digo ná, y te o digo tó…