Poco os tengo que contar de Jimena Lago, es ya una veterana la habéis visto por aquí en incontables escenas y sabéis que es una zorra que disfruta con el sexo como una jabata, seguro os ha dado unas pajas de cojones y a mi me los ha dejado secos en más de una ocasión descargándome en su boca o en su rico chocho.

La cuestión es que al principio costó mucho que hiciera porno, vino a Putalocura por primera vez acompañando a una amiga, y mi vista no podía apartarse de Jimena, la desnudaba literalmente con la mirada y el pito me iba sólo dentro de los pantalones, despertaba el deseo en mi sólo verla. Le propuse hacer porno, pero la negativa fue categórica, no había nada que hacer, pero le propuse hacer webcam y eso le gustó más, lo hizo y tuvo mucho éxito, yo me casque unas cuantas pajas imaginándome follarme ese cuerpo divino.

La seguía teniendo en la cabeza no me la podía quitar del pensamiento, y seguí probando, el que persevera consigue, le pregunté y me volvió a decir que no, pero yo que soy un gran lector entre líneas vi que podía ver algo. Esperé, esperé meses de hecho le volví a preguntar y conseguí mi ansiado si, a partir de ahí ya sabéis lo que pasó.

Cuando la tuve desnuda frente a mi y no tenía la pantalla de por medio no me lo podía creer, llevaba mucho tiempo tras ella, fue un gran triunfo, tiene un cuerpo delicioso, pero de verdad, al lamerlo es dulce como un caramelo, su coño jugoso y riquísimo, no me lo puedo parar de comer como en el vídeo de hoy, y Jimena disfruta como no os imagináis.

El problema al principio con Jimena es que me corría en 10 minutos, no podía más hamijos, haceos cargo, es imposible no venirse de placer con ese cuerpo en poco tiempo, pero con el mismo, con el tiempo la experiencia nos fuimos conociendo y adaptando y cada polvo es mejor que el otro.

Disfrutad de este polvazo, es increíble, ahora, con más experiencia Jimena es un terremoto y chupa de una manera increíble os digo que las mamadas de Jimena son incomparables, te lo come todo hasta la última gota y notas cierto disgusto en su cara, por que quiere más…